•   LAS VEGAS  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La presentación de un perfume en honor a Michael Jackson en Las Vegas, auspiciado por su padre Joe junto a un creador de aromas francés, dejó en evidencia problemas entre los socios, al tiempo que un grupo estadounidense busca impedir su salida al mercado en la Corte.

La presentación del perfume estaba prevista para anoche con una conferencia de prensa y una prometedora fiesta en un club del hotel-casino Caesars Palace en Las Vegas. Estaban invitadas celebridades como Paris Hilton y otros miembros del clan Jackson, pero Joseph -conocido como Joe- contó apenas con el breve apoyo de su hija La Toya y algunas modelos desconocidas. La prensa estadounidense no asistió.

Durante la presentación, el padre del rey del pop evitó explícitamente cualquier conexión física con el francés Franck Rouas, dueño de la empresa Julian Rouas Paris que creó las fragancias para hombres y mujeres.

Los problemas entre los socios habrían surgido por la publicación en internet del contrato del negocio del perfume y la desconfianza del padre del cantante de "Thriller" con el empresario francés. "No me gusta la forma cómo él (Rouas) hace las cosas. Pero el negocio del perfume continúa, fue mi iniciativa", dijo el patriarca de los Jackson.

A esta tensión se suma el intento de un grupo estadounidense de impedir que las fragancias salgan al mercado. El mismo jueves, Bravado, la empresa que posee los derechos de licencia de comercialización de productos con el nombre de Michael Jackson, presentó una demanda contra Rouas.

"La demanda presentada en la Corte de Distrito de Los Angeles busca evitar que una empresa de perfume de Las Vegas que opera como 'Julian Rouas Paris' siga explotando ilegalmente las marcas registradas, derechos de autor y el nombre del fallecido Michael Jackson", indicaron los documentos judiciales.

Bravado también pide 150.000 dólares por daños y perjuicios por el uso del nombre e imagen de Michael Jackson en un producto.

Pese a su problema con Rouas, el padre de Jackson subestimó todas las implicaciones legales que conlleva usar el nombre de su hijo muerto, una marca que mueve millones de dólares en manos de un fondo del que él fue marginado en el testamento de la estrella pop.

"Pueden decir lo que quieran, son empresas las que hablan, en cambio yo soy el padre, era mi hijo y puedo decidir qué hacer en su nombre y en su honor", aseveró Jackson.

"Siempre van tratar de impedir mis iniciativas porque no me quieren", añadió, mientras por separado, Rouas aseguró que la Fundación Michael Jackson -creada por el padre- le da todo el respaldo legal para comercializar un perfume con el nombre del rey del pop.

La incertidumbre pesa ahora sobre la fecha de llegada al mercado de "Jackson's Tribute" para hombres y "Jackson's Legend" para mujeres, aromas inspirados con plantas de la hacienda de fantasía Neverland, donde vivió Jackson antes de morir en Los Angeles el 25 de junio de 2009.

Según Rouas, las fragancias que pretenden vender "a 40 dólares en Estados Unidos y en Europa llegarán al mercado estadounidense en cualquier momento y en septiembre a Francia y toda Europa".

Pero los inversionistas estadounidenses que están detrás del proyecto se mostraron más cautelosos a la hora de revelar montos y eventuales fechas de comercialización del perfume.

"El plan es lanzar el perfume cuando tengamos la versión final, obviamente, estamos en un punto de conflicto y tenemos que ser muy cuidadosos al respecto. No vamos a estar fuera del aspecto jurídico", dijo Zach Cole, uno de los inversionistas.