•   BENGASI / AFP  |
  •  |
  •  |

Las presiones al régimen libio se incrementaron ayer lunes con el reconocimiento de Alemania del órgano rebelde como “representante legítimo” y el llamado de EU a África a movilizarse para que se vaya el coronel Muamar Kadhafi.

En el campo de combate, las fuerzas del líder libio mataron el lunes a 21 rebeldes en la línea de frente entre Ajdabiya y Brega, en el este del país, declaró a la AFP uno de los comandantes rebeldes, Musa el Mograbi, contactado por teléfono desde Bengasi.

“Nuestros hombres cayeron en una trampa. Los soldados de Kadhafi fingieron rendirse, llegaron con una bandera blanca, y después se pusieron a dispararles”, declaró el comandante a la AFP y aseguró que “los combates continúan”.

Además de los 21 muertos, unos 20 rebeldes resultaron heridos y fueron trasladados al hospital de Ajdabiya, a 160 km al sur de Bengasi, feudo de la rebelión libia.

En tanto, Alemania reconoció al Consejo Nacional de Transición (CNT), dirección política de la rebelión libia, como “único representante legítimo”, declaró el lunes en Bengasi el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle.

“El CNT es el único representante del pueblo libio”, declaró Westerwelle a la prensa después de entrevistarse con responsables del Consejo, entre ellos el encargado de Relaciones Exteriores Alí el Esaui.

Alemania no participa en bombardeos
El 17 de marzo pasado, Alemania se abstuvo de votar la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que autorizó el recurso a la fuerza militar para proteger a los civiles libios.

Alemania tampoco participa en la operación militar Protecteur que bombardea Libia bajo mando de la OTAN.

Alemania se convirtió en el 13º país que reconoce al CNT, luego de los Emiratos Árabes Unidos el domingo, y se agrega a Francia, Qatar, Reino Unido, Italia, Gambia, Malta, Jordania, Senegal y España, Australia y Estados Unidos.

Por su parte, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, exhortó este lunes a África a ejercer presión para que el coronel Muamar Kadhafi decrete un alto el fuego en Libia y abandone el poder, en un discurso en la sede de la Unión Africana (UA) en Adís Abeba.

“Pido a todos los Estados africanos que hagan presión para que se aplique un verdadero alto el fuego y pidan a Kadhafi que deje el poder”, declaró.

Clinton llamó asimismo a los países del continente a “suspender las actividades de las embajadas” leales al régimen de Trípoli y “a expulsar a los diplomáticos pro Kadhafi” que se encuentren aún en sus países.

La rebelión libia intenta desde hace semanas tomar Brega, barrera estratégica en el avance hacia Sirte y Trípoli.

Esa ciudad petrolera tiene una refinería, que, una vez reactivada, podría proporcionar al este del país el combustible que empieza a faltar para producir electricidad.

El régimen libio rehúsa toda discusión sobre una eventual partida del coronel Muamar Kadhafi, cuatro meses después del comienzo de una insurrección en el país, mientras se reanudaban los combates en varios frentes.

El conflicto libio ha causado desde el 15 de febrero “entre 10.000 y 15.000” muertos, según la ONU, y obligado a huir a unas 952.000 personas, según la Organización Internacional para las Migraciones.