•   SAN JUAN  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Barack Obama arribó este martes a Puerto Rico, estado libre asociado a Estados Unidos, para una visita de cinco horas, la primera de un presidente estadounidense en medio siglo, y allí lo esperaban manifestaciones tanto a favor de la independencia como de la anexión.

Obama, que arribó en el Air Force One procedente de Miami, saludó a la multitud que lo esperaba en un hangar de la base aérea, antes de pronunciar su primer discurso en su visita oficial, la primera de un presidente estadounidense desde el recordado viaje de John F. Kennedy en 1961.

Luego de ese primer discurso en la base aérea Múñiz, el mandatario sostendrá un encuentro con el gobernador puertorriqueño, Luis Fortuño, en la histórica mansión de La Fortaleza de la capital San Juan. Posteriormente, asistirá a una cena destinada a recaudar fondos para el Partido Demócrata y regresará el mismo martes en la noche a Washington.

La duda que queda es si Obama se referirá directamente al espinoso tema del futuro del estatuto político de la isla, que es un Estado Libre Asociado de Estados Unidos desde 1952, hasta ahora un asunto sobre el que el mandatario estadounidense ha mantenido una postura neutral. La Casa Blanca ha querido mostrar que la visita se enmarca en los esfuerzos del gobierno por mejorar la situación económica en la isla, donde el desempleo supera el 16%, muy por encima de la media estadounidense de 9,1%.

El mandatario será recibido por dos manifestaciones en el Viejo San Juan, que comenzaron el lunes, en reclamo a la independencia de Puerto Rico y por la liberación de presos boricuas en cárceles de Estados Unidos.

Arrestan a seis activistas
Al menos seis activistas fueron arrestados el lunes luego de subir a postes del alumbrado para colocar pancartas en la avenida por la que pasará la caravana de Obama, donde las autoridades locales han establecido un importante dispositivo de seguridad que se extiende en todo el recorrido entre el aeropuerto y La Fortaleza.

Un millar de personas convocadas por el Partido Independentista se encontraban agrupadas desde la mañana del martes en la Plaza Colón, cercana a un punto del itinerario de la caravana.

Los manifestantes que apoyan la independencia de la isla cedida por España a Estados Unidos tras la guerra en 1898, portaban pancartas en las que se leía "Yankee go home".

Otra protesta pedía la liberación de los que consideran presos políticos, Oscar López Rivera, quien ya ha cumplido 30 años por conspiración sediciosa, y los hermanos Avelino y Norberto González Claudio, considerados miembros del clandestino Ejército Popular Boricua (EPB-Macheteros).

Otro grupo manifestaba un poco más lejos, en la plaza del Quinto Centenario.

Por su parte, anexionistas tendrán un acto frente a la Asamblea Legislativa para realizar una "exaltación de la bandera" estadounidense.

A finales de 2009 Obama dio un nuevo impulso a un grupo de trabajo presidencial para Puerto Rico, creado por Bill Clinton en 2000, que en marzo pasado abogó por una decisión definitiva sobre el estatus de Puerto Rico a través de plebiscitos.

¿Cambiar su actual estatuto?
Si la isla de alrededor de 4 millones de habitantes decidiera que debe cambiar su actual estatuto, se convocaría a un plebiscito para que los electores opten entre la independencia plena, la asociación con Estados Unidos sin sometimiento a las cláusulas territoriales actuales, o la entrada plena en la Unión como un estado más.

El Congreso estadounidense también discute un proyecto de ley que autoriza un referéndum para que los puertorriqueños voten sobre su futuro.

El gobernador Fortuño ha aclarado que la visita de Obama "no es una visita de Estado", por lo que hará en la isla actividades similares a las que hace en cualquier ciudad norteamericana.

"La presencia de un presidente" estadounidense "de ascendencia africana en Puerto Rico no tiene ninguna trascendencia, es un mensaje negativo al pretender ser neutral en la colonia más antigua del mundo", estimó a AFP el secretario de Asuntos para Estados Unidos del Partido Independentista (PIP), Manuel Rodríguez.

Mientras el senador Eduardo Bhatia, del Partido Popular Democrático, repudió la postura de los independentistas y pidió "acercarse" a la Casa Blanca para adelantar propuestas.

La visita le servirá a Obama para movilizar al electorado hispano. Aunque los puertorriqueños en la isla no pueden votar en las presidenciales, sí lo pueden hacer aquellos que se residencien en un estado continental.

Se estima que 4,8 millones de puertorriqueños viven en Estados Unidos continental.


Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus