•   SAN JOSÉ  |
  •  |
  •  |
  • Colombia / AFP

Un proyecto para legalizar la fecundación in vitro fue rechazado por el Congreso de Costa Rica la noche del martes, lo que deja este país, único en el continente americano que prohíbe esa técnica, expuesto a sanciones internacionales.

En una cerrada votación, 26 diputados -entre ellos muchos del oficialismo- optaron por archivar el proyecto del gobierno, contra 25 que apoyaron la iniciativa.

Entre los opositores figuraron desde dos diputados de partidos confesionales evangélicos, que argumentaron cuestiones morales, hasta un vasto sector de la bancada oficialista (13 de sus 24 miembros), que consideraron confuso el proyecto enviado por el gobierno de la presidente Laura Chinchilla.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en repuesta a demandas de ciudadanos costarricenses, había intimado al gobierno de este país a permitir la fertilización in vitro, prohibida en 2000 por presiones de la Iglesia Católica, que es oficial en Costa Rica.

Costa Rica, que ya recibió dos prórrogas para resolver el tema, tiene plazo hasta el 31 de julio para legislar y autorizar la fertilización in vitro. Caso contrario, el tema sera girado a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Si un médico practica esta técnica en Costa Rica puede ser acusado penalmente porque una Sala Constitucional falló que los embriones fertilizados, aun antes de ser implantados, deben ser considerados personas y no pueden ser desechados. La técnica requiere fertilizar muchos óvulos para luego seleccionar el embrión considerado más viable y congelar, donar o desechar el resto.