Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El gobierno de Costa Rica anunció ayer martes un ambicioso plan para que en 2017 todos los estudiantes que concluyan la secundaria sean bilingües, a fin de afrontar la globalización y atraer la presencia de más empresas multinacionales.

El ministro de Educación, Leonardo Garnier, presentó el plan ayer martes ante miembros del gobierno de Óscar Arias, la empresa privada y organizaciones de la sociedad civil, en un acto realizado en la capital costarricense.

Actualmente, el 11% de los costarricenses mayores de 18 años, es decir, 280 mil, hablan un segundo idioma, principalmente el inglés. Sin embargo, ese porcentaje ha mostrado ser insuficiente ante la llegada de empresas extranjeras a establecer sus centros de operación en Costa Rica.

Garnier dijo que entre 2013 y 2017 se desarrollaría en todos los colegios públicos de secundaria --es decir, en más del 90% de los colegios del país-- un proyecto mediante el que el 25% de los estudiantes se graduaría en inglés con el equivalente del C-1 del Marco Común Europeo de Referencia de las Lenguas Vivas, 50% con el B-2 y 25% con el B-1.

En el nivel C-1 el estudiante comprende textos largos y complejos, y se expresa con fluidez y espontaneidad. En el B-2 comprende ideas principales de textos complejos y abstractos y se comunica con cierta fluidez y espontaneidad.