•   Quito  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Ecuador se mantiene al margen del conflicto de Colombia para evitar posibles represalias de la guerrilla y el problema debe ser resuelto por los propios colombianos, expresó el miércoles el ministro ecuatoriano de Defensa, Wellington Sandoval.

"Desafortunadamente han querido desde hace algunos años, con el Plan Patriota y el Plan Colombia, involucrarnos en el incidente y esto sería fatal, nosotros no queremos bombas en supermercados, teatros, restaurantes de Quito, Guayaquil, Cuenca", dijo el ministro al canal Teleamazonas.

Agregó que "ese es un doloroso problema colombiano y que lo tienen que resolver los colombianos (...); no debemos, no queremos involucrarnos".

Sandoval enfatizó que "nos hemos mantenido independientes del problema y debemos mantenernos así porque somos un país de paz" y sostuvo que "lo ideal es que se acabe la guerra (en Colombia), se acabe como se acabe. Me parece que es más lógico el hacerlo dialogando".

"Sé que va a ser difícil, pero si no se intenta va a ser imposible", anotó el funcionario, quien insistió en que Ecuador limita al norte con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxista).

Quito reforzó el control militar en la línea limítrofe a raíz de un ataque militar colombiano contra un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano, que dejó una veintena de muertos -entre ellos al menos un mexicano y el número dos de esa organización, Raúl Reyes- y tres heridas -incluida otra mexicana-.

El ministro manifestó que "el blindaje de la frontera ecuatoriana es muy difícil" debido a las condiciones de la selva amazónica.

Anotó que ante el incidente del 1 de marzo, por el cual Ecuador mantiene rotos los nexos diplomáticos, "no hay relaciones militares, no he conversado con el ministro de Defensa (de Colombia, Juan Manuel Santos) y no está prevista una conversación".

"Mientras no reanudemos oficialmente las relaciones diplomáticas estamos en estado cero", declaró.