•   Guatemala/EFE  |
  •  |
  •  |

Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de México, Felipe Calderón, así como la secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, llegaron hoy a Guatemala para participar en la Conferencia Internacional de Seguridad de Centroamérica que se inicia hoy en la capital del país.

Fuentes de la Cancillería guatemalteca dijeron a Efe que el primero en llegar al país fue Santos, quien arribó esta madrugada y fue seguido horas después por Calderón y más tarde por Clinton.

También han llegado a la capital guatemalteca los presidentes Ricardo Martinelli, de Panamá; Laura Chinchilla, de Costa Rica; Porfirio Lobo, de Honduras; Mauricio Funes, de El Salvador; y Daniel Ortega, de Nicaragua.

La noche del martes llegaron la ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, Trinidad Jiménez; el comisario de Comercio de la Unión Europea, Karel De Gucht; el primer ministro de Belice, Dean Barrow; y el ministro de la Presidencia de la República Dominicana, César Pina Toribio, entre otras personalidades.

Clinton, de quien los países de la región esperan "aportes puntuales" en la lucha centroamericana contra el crimen organizado, permanecerá en el país menos de ocho horas.

La alta funcionaria estadounidense llegó acompañada por la subsecretaria de Estado para Democracia y Asuntos Globales, María Otero; secretario de Estado adjunto para América Latina, Arturo Valenzuela; y el secretario adjunto del Departamento de Asuntos Antinarcóticos, William R. Brownfield.

Aunque la región centroamericana espera obtener apoyos económicos de parte de la comunidad internacional para financiar su estrategia de seguridad, según analistas locales es poco probable que logre sumar más allá de los recursos que recibe de los países amigos.

El ministro guatemalteco de Finanzas, Rolando Del Cid, dijo el martes que la región necesita unos 6.000 millones de dólares para financiar esa estrategia, suma que equivale al 8 por ciento del producto interno bruto (PIB) centroamericano.

Los siete países de Centroamérica -Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Belice- más la República Dominicana, en conjunto reciben un promedio de 1.500 millones de dólares para financiar programas y proyectos relacionados con la seguridad y la justicia.

Con una población de 45.713 millones de habitantes, de los que la mitad vive en condiciones de pobreza, la tasa de homicidios más alta del mundo (33,3 por cada 100.000 habitantes), y la presencia de carteles internacionales del narcotráfico y pandillas juveniles, Centroamérica es una de las zonas más violentas y peligrosas del planeta. EFE