•   TIBILISIS / AGENCIAS  |
  •  |
  •  |

Tropas especiales del régimen de Georgia, aliado de EU, en el Cáucaso, mataron a más de 60 personas durante las manifestaciones en Tbilisis, capital del país”, denunció Vladimir  Khomeriki, Vicepresidente  del Congreso Mundial de los pueblos georgianos.

Khomeriki recordó que durante las protestas contra el régimen del presidente Mijaíl Sahakashvili, los ciudadanos actuaron de manera pacífica. “Los manifestantes no hicieron nada en contra de las leyes. No tiraron piedras, ni cócteles “molotov”.

“Sin embargo”, agregó, “los manifestantes fueron rodeados por más de mil soldados de las fuerzas especiales, quienes los reprimieron cruelmente, dejando un saldo de 60 muertos y decenas de detenidos”.

Khomeriki desmintió informaciones oficiales que hablan solamente de cuatro muertos durante la represión policial. “Según datos de las organizaciones humanitarias, durante la “noche sangrienta” del 26 de mayo, más de 60 personas, entre los cuales figuran ancianos y mujeres,  murieron a manos de las tropas de Sahakashvili, y puede ser que con la divulgación de nuevos datos, la cantidad de muertes  aumente”.

Asimismo, el profesor Khomeriki considera como burdas las declaraciones de funcionarios del régimen, quienes señalaron que durante las protestas de la oposición Georgiana estaba “la mano de Moscú”. “Sahakashvili está mirando enemigos externos por todos lados, pero todas sus acusaciones son infundadas. No hay testimonios probatorios de esos señalamientos, ni hay pruebas de que la oposición preparó un golpe de Estado”, subrayó Khomeriki.

Asimismo, criticó “el papel negativo de EU., y su embajador en Georgia, John R Bajo, que “estimularon las acciones represivas y crueles contra los manifestantes desarmados”,  en una  intervención directa en los asuntos internos de Georgia.

El profesor Khomeriki considera que el pueblo de Georgia nunca se someterá al régimen antipopular de Saharashvili, “el cual tendrá la suerte de todos los criminales condenados por el tribunal de La Haya porque el pueblo georgiano lo vencerá”.

Para Khomerikiki, el pueblo de Georgia podrá elegir a los hombres dignos para gobernar en la búsqueda por alcanzar el desarrollo económico y democrático del país “y también para mejorar las relaciones con todos los países, incluso con los vecinos”.