•   BRUSELAS  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La UE pidió hoy plena cooperación con la Corte Penal Internacional (CPI) y respeto a su investigación contra el régimen libio, después de que este tribunal emitiera una orden de arresto contra Muamar el Kadhafi, uno de sus hijos y un cuñado.

"La UE pide plena cooperación con la Corte Penal Internacional y subraya que la investigación del CPI sobre Libia es un proceso judicial independiente que debe ser plenamente respetado", afirmó en un comunicado la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton.

Ashton indicó que la UE ha tomado nota de la decisión de la CPI de emitir una orden de arresto contra el líder libio, su segundo hijo, Saif el Islam -considerado el sucesor del coronel- y su cuñado Abdulá el Senusi, jefe de la inteligencia militar, acusados de crímenes de lesa humanidad durante las revueltas en ese país.

La Unión Europea apoya plenamente a la CPI, que, según Ashton, juega un papel clave en la promoción de la justicia internacional y es un instrumento esencial para fomentar el respeto del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos.

De esta forma, la CPI contribuye a la seguridad, la justicia, al respeto del estado de derecho y a la preservación de la paz, añadió.

Destacó que juzgar los crímenes más serios cometidos contra la humanidad permite "poner fin a la impunidad de los autores" y "contribuye a la prevención".

Los jueces de la CPI consideran que Kadhafi, El Islam y El Senusi tienen una "responsabilidad penal y son ejecutores indirectos" de los crímenes de asesinato y persecución supuestamente cometidos contra civiles libios a partir del pasado 15 de febrero de 2011.

La Fiscalía de la CPI remitirá "lo antes posible" la petición de colaboración a las autoridades libias para que se pueda ejecutar la orden de arresto.

Esa petición se remitirá tanto al Ejecutivo de Trípoli como al gobierno rebelde de Bengasi, según fuentes de la Fiscalía.

Esta orden de detención podría entorpecer las opciones de los gobiernos que barajan el exilio de Kadhafi a otro país como una solución política para poner fin al conflicto en Libia.