• LA HABAN |
  • |
  • |
  • AFP

Twitteros afines al gobierno cubano celebraron su primer encuentro este viernes en La Habana e hicieron votos por la salud del presidente venezolano Hugo Chávez, a quien siguen a través de su cuenta @chavezcandanga.

"Todos escuchamos ayer (jueves) el mensaje de Chávez en la televisión y nos pusimos algo tristes, pero esperamos que se recupere pronto", declaró Leuman Rodríguez, de 26 años y principal organizador de TwittHav, realizado en el Pabellón Cuba, un recinto ferial ubicado en el céntrico barrio del Vedado.

"Hacemos los mejores votos por la salud de @chavezcandanga", añadió Rodríguez, quien trabaja como redactor de radio y organizó la reunión para intercambiar experiencias y confraternizar, pues la mayoría del medio centenar de twitteros que asistió no se conocían personalmente.

La televisión cubana transmitió íntegramente en la noche del jueves el mensaje en el que Chávez, de 56 años, admitió que tuvo que ser operado dos veces en Cuba, una debido a un absceso pélvico y otra posterior para extraer un tumor "con presencia de células cancerígenas.

"Chávez es un líder indiscutible en América Latina y sería muy duro que nos faltara. Mucha salud para Chávez y que pueda salir rápido de este mal momento", dijo el bloguero Alejandro Cruz, quien labora en una empresa de comercio y es otro de los más del millón de seguidores del mandatario venezolano en Twitter.

Rodríguez explicó que convocó al encuentro desde la red, bajo el lema "sal de la @ y quiero conocerte", y sin intenciones políticas, aunque su idea recibió "toda clase de ataques", incluso la de algunos que pretendieron convertirlo en "alternativo".

"En las redes sociales de #Cuba, la #amistad, el #amor y la #unidad se elevan por encima de las mezquindades de unos cuantos", escribió en http://twitterencuentro.blogspot.com.

Twitteros opositores convocaron a una concentración silenciosa, con los brazos cruzados, frente a una céntrica pizzería de La Habana, donde inicialmente se convocó el TwittHab, pero apenas una quincena de personas llegó al lugar y no se identificaron como disidentes.