•   Nogales  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno estadounidense anunció hoy una nueva estrategia contra el narcotráfico en la frontera suroeste que, además de acciones para evitar el contrabando de armas y drogas, contempla programas de prevención y una mayor colaboración con México.

"Interrumpir el flujo de drogas a través de nuestra frontera es crítico para lograr el bienestar y seguridad de nuestra nación", dijo hoy al anunciar la nueva estrategia la secretaria de Seguridad Nacional estadounidense, Janet Napolitano, en Nogales (Arizona), fronteriza con México.

"A través de esta estrategia este Gobierno busca fortalecer los esfuerzos coordinados para detectar a traficantes de drogas e interrumpir sus vínculos con el crimen organizado", explicó Napolitano.

Detalló que, como parte de la Estrategia Antidrogas de la Frontera Suroeste de 2011, continuarán los esfuerzos para frenar el cruce de dinero en efectivo proveniente del narcotráfico y de armas hacia territorio mexicano, así como el fortalecimiento de la coordinación entre agencias del orden local, estatal y federal.

Napolitano aseguró en conferencia de prensa que la frontera con México cuenta con recursos sin precedentes, al explicar que desde 2004 y hasta la fecha se han incrementado el número de agentes fronterizos de 10.000 a 20.700.

Actualmente se revisan todos los cargamentos por tren que cruzan la frontera y por primera vez se cuenta con aviones no tripulados que vigilan la línea limítrofe desde California hasta Texas.

En los últimos dos años el decomiso de dinero en efectivo ha aumentado en 75 % a lo largo de la frontera con México y también ha subido un 31 % el decomiso de drogas y un 64 % la confiscación de armas de fuego.

En opinión de Napolitano un componente importante de la estrategia para 2011 es la prevención del consumo de droga.

"La demanda por drogas en Estados Unidos es una fuerza impulsora de la violencia, adicción, y crimen a ambos lados de la frontera", dijo, por su parte, el "zar" antidrogas de EU, Gil Kerlikowske, quien junto al fiscal general, Eric Holder, acompañaron a Napolitano en su visita.

Por su parte, Holder afirmó que los carteles de la droga son responsables de la mayoría de la violencia y actividades criminales a lo largo de la frontera, que afecta a comunidades incluso del interior del país.

"Para ser efectivos en la lucha en contra de los carteles debemos utilizar agresivamente todos nuestros recursos en todos los niveles y la estrategia presentada hoy aquí es una pieza fundamental de la presente Administración en sus esfuerzos por desmantelar estos grupos", indicó el fiscal.

Otro punto importante de esta estrategia, que tiene un presupuesto de 2.024 millones de dólares, es el uso de tecnología de punta para detectar la presencia de túneles a lo largo de la frontera con México.

Más del 50 % de los narcotúneles descubiertos se han localizado en Arizona, específicamente en la ciudad fronteriza de Nogales y sus alrededores.