•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, quitó hoy un candado establecido en 1997 que impedía al Ejército tener un presupuesto anual mayor al 0,33 % del producto interno bruto (PIB) del país, lo cual le impedía crecer y modernizarse, dijeron fuentes oficiales.

Por medio de un acuerdo gubernativo publicado este viernes en el oficial Diario de Centroamérica, Colom dejó así sin efecto uno de los puntos medulares de los acuerdos de paz suscritos en 1996 entre el Gobierno y los grupos guerrilleros y que pusieron fin a una guerra interna de 36 años.

Según la resolución presidencial publicada este viernes, el Ejército guatemalteco podrá contar con un presupuesto anual para financiar sus operaciones y mantenimiento superior al 0,33 % del PIB, nunca menor a esa cantidad.

La decisión oficial no fija un nuevo porcentaje del PIB como presupuesto para el Ejército.

Un portavoz de la Presidencia dijo que con esa decisión Colom busca "quitar los obstáculos" que en los últimos 15 años han impedido a las Fuerzas Armadas incrementar sus efectivos así como modernizar sus equipos y armamentos.

"El Ejército necesita efectividad para hacer frente a las nuevas amenazas que padece el país, como el crimen organizado y el narcotráfico", señaló la fuente.

En el mismo acuerdo, el mandatario también autoriza a la jerarquía militar para que inicie procesos de reclutamiento de personal y para que sus fuerzas de reserva puedan participar en operaciones regulares.

En la actualidad, el Ejército guatemalteco cuenta con un total de 15.500 efectivos y, según Colom, necesita elevar esa cifra en al menos 3 mil funcionarios más.