•   Bogotá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, pidió este viernes perdón en nombre del Estado por una masacre de 60 campesinos cometida por paramilitares de extrema derecha en el año 2000.

"Vengo a decirles a las víctimas: perdón, les pido perdón a nombre del Estado, a nombre de toda la sociedad. Esa masacre o esas masacres nunca han debido suceder", dijo Santos durante un acto público en el poblado de El Salado, departamento (provincia) de Bolívar (norte), donde ocurrió esa masacre.

"Ahí hubo omisión por parte del Estado, todo tipo de falencia, como las hubo durante tanto tiempo", agregó Santos durante el acto en el que entregó a los campesinos subsidios para la compra de tierras y realización de proyectos productivos.

Esta es la primera vez que Santos, desde que asumió la presidencia de Colombia en agosto de 2010, pide perdón a nombre del Estado por un hecho de esa naturaleza, aunque ya lo había hecho en términos generales el pasado junio al sancionar una ley de reparación de víctimas del conflicto armado colombiano.

El 16 de febrero de 2000, unos 300 integrantes de las hoy desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC, extrema derecha armada), asesinaron a al menos 60 pobladores de El Salado (52 hombres y 8 mujeres), bajo la sindicación de ser colaboradores de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunista).

Esta fue una de las principales masacres cometidas por las AUC, cuyo grueso (unos 32.000 combatientes) se desmovilizaron en un proceso que concluyó en 2006, adelantado por el gobierno del ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010).

El presidente Santos destacó este viernes el coraje y el valor de los habitantes de El Salado para reconstruir su futuro, según dijo.

Antes de la masacre, en la que los paramilitares además incurrieron en actos de violencia sexual contra algunas mujeres, El Salado fue una próspera localidad agropecuaria, blanco de acciones de extorsión por parte de las FARC, según señala un informe de la Memoria Histórica de ese hecho.