•   MÉXICO /AFP  |
  •  |
  •  |

Dos matanzas y el hallazgo de una decena de decapitados en México, con un saldo total de 41 muertos, sacuden este fin de semana al norte y centro del país, donde según el gobierno, los cárteles libran una “absurda guerra a muerte” por controlar el tráfico de drogas.

La aparición el sábado de 10 personas decapitadas en Torreón (norte) estuvo precedida el viernes por una masacre, en un centro nocturno de Monterrey (norte), que dejó 20 muertos, y otra matanza en la zona metropolitana de la capital con un saldo de 11 ejecutados.

Estos crímenes fueron atribuidos por el gobierno a los cárteles del narcotráfico que “escenifican una absurda guerra a muerte por el control de plazas delincuenciales y por el tráfico de drogas hacia Estados Unidos”, dijo en conferencia Alejandro Poiré, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional.

En el periférico de Torreón, ubicado en el estado de Coahuila (norte), “se encontraron 10 cuerpos en la caja de una camioneta, siete hombres y tres mujeres, todos sin cabeza”, y una cabeza de mujer estaba sobre el cofre del vehículo, dijo vía telefónica a la AFP Guillermo Flores, comandante operativo de la corporación.

El hallazgo de los cuerpos se registró al amanecer de ayer sábado, mientras que las nueve cabezas restantes se encontraron más tarde en diferentes puntos del centro de Torreón, una ciudad de unos 650,000 habitantes.

Zetas contra Sinaloa
Estas muertes son el resultado de la guerra que libran en Coahuila el cártel de Los Zetas, formado por exmilitares desertores, y el cártel del Sinaloa o Pacífico, encabezado por Joaquín “Chapo” Guzmán, el capo más poderoso del país, precisó Poiré.

En Torreón se cierra una pinza entre el cártel de Sinaloa, dominante en la costa del Pacífico, al oeste del país, hacia donde avanzan los zetas desde el Golfo de México, en el este.

La policía de Torreón indicó que de acuerdo a las primeras indagatorias, las víctimas fueron asesinadas días antes en diferentes sitios alejados de Torreón y luego traídos a esa ciudad para atemorizar.

En la camioneta con los cuerpos había el mensaje de un grupo del narcotráfico, cuyo contenido no fue revelado por las autoridades.

 

20 muertos en club nocturno
En otro hecho, la noche del viernes un comando en dos camionetas y un automóvil arribó abriendo fuego contra los asistentes de un club nocturno en Monterrey, la tercera ciudad más grande de México y polo industrial del país.
En el interior del establecimiento quedaron 17 muertos, entre ellos tres mujeres, mientras que al huir, los agresores dispararon contra otras personas que estaban en un puesto de  “hotdogs” (emparedados de salchicha), dejando otros tres fallecidos.