•   San Jóse  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía costarricense destruyó 730.000 plantas de marihuana, distribuidas en 58 plantíos que abarcaban un área de 47,2 kilómetros cuadrados, en las montañas del sur del país, informó hoy el Ministerio de Seguridad.

Oficiales de la Policía de Control de Drogas (PCD) realizaron un operativo de 12 días, que concluyó el pasado miércoles y que es un "complemento" de otras acciones de control de droga en las comunidades, indica un comunicado oficial.

La operación incluyó inspecciones aéreas y terrestres para localizar los plantíos de marihuana en terrenos selváticos de la cordillera de Talamanca, la más alta y aislada de Costa Rica, donde habitan sobre todo poblaciones indígenas.

El Gobierno sostiene que este tipo de acciones sirven para controlar el tráfico local de marihuana, que se destina especialmente a la población más joven del país.

Además, para detener la destrucción de bosques primarios, que los narcotraficantes acometen para establecer sus plantaciones. En la operación no se detuvo a ningún sospechoso de sembrar o cuidar las plantas.