•   NUEVA DELHI / EFE  |
  •  |
  •  |

Cien personas resultaron heridas, veinte de ellas muy gravemente, víctimas de la explosión de una bomba al paso de un tren de pasajeros en el noreste de la India, informaron ayer fuentes oficiales.

Un portavoz de la Policía india afirmó a la agencia india IANS que la explosión tuvo lugar en el expreso que une las ciudades de Guwahati y Puri, en el este del país, a su paso por el distrito de Nalbari, de la conflictiva región de Assam.

Al menos cuatro de los vagones se salieron de las vías y decenas de pasajeros quedaron atrapados en el interior. “Hemos hallado cables y otros componentes utilizados para causar la explosión en el lugar del accidente”, afirmó otra fuente policial.

Los heridos más graves fueron trasladados al hospital de Guwahati, la principal ciudad de la región.

“Hemos rescatado a más de 100 personas, y les hemos llevado a los hospitales más cercanos en bici, moto y vehículos privados”, contó uno de los lugareños que participó en las tareas de rescate.

En la zona operan varios grupos insurgentes: los dos principales son el Frente Unido para la Liberación de Asom (ULFA), que propugna la emancipación del territorio, y el Frente Nacional Democrático de Bodoland (NDFB), que pide crear una región nueva para la etnia bodo.

Horas antes, 14 vagones de un tren habían descarrilado en la región norteña de Uttar Pradesh cuando entraban en una estación, un accidente que ha causado 35 muertos y al menos 150 heridos.