•   París  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La periodista y escritora francesa Tristane Banon, de 32 años, que la semana pasada presentó una demanda ante la justicia contra el ex director del FMI Dominique Strauss-Kahn, al que acusa de haber intentado violarla en 2003 en París, fue interrogada el lunes por la policía.

Banon fue interrogada durante varias horas por agentes de la Brigada de Represión de Delincuencia contra Personas (BRDP) en el marco de la investigación preliminar abierta el viernes por la Fiscalía de París tras la denuncia presentada por la mujer por hechos ocurridos según la demandante en febrero de 2003 en la capital francesa, indicó una fuente judicial.

Banon había llegado a la BRDP a las 09H30 locales (07H30 GMT).

Al retirarse, hacia las 15H00 locales (13H00 GMT) no hizo ninguna declaración a los periodistas.

De momento no se filtró ningún elemento del interrogatorio que se desarrolló de "forma respetuosa", indicaron en el entorno de la mujer.

Tristane Banon acusa a Strauss-Kahn, de 62 años, de haber intentado violarla en febrero de 2003 en un apartamento parisino durante una segunda entrevista concertada con el entonces ex ministro de Economía de Francia, para un libro que estaba escribiendo la muchacha.

El miércoles pasado Banon presentó una demanda ante la Fiscalía de París, que el viernes decidió abrir una investigación preliminar para verificar las acusaciones de la mujer. Al término de esta etapa, la Fiscalía decidirá si archiva el caso o si abre una causa en manos de un juez de instrucción.

"Tenemos elementos materiales, mensajes de texto enviados y existen atestaciones", advertía la semana pasada el abogado de Banon, David Koubbi. La demanda no se limitará a "una palabra contra la otra", agregaba.

En una entrevista a la revista L'Express de la semana pasada Banon refirió algunos "detalles sórdidos" del supuesto comportamiento de Strauss-Kahn: "Me desabrochó los jeans y el sostén", puso "sus dedos en mi boca", "sus manos en mi calzón" y "comprendí que realmente me quería violar".

Dominique Strauss-Kahn, que en un libro calificó la denuncia de Banon de hechos "imaginarios", anunció días atrás a través de sus abogados que demandará a la mujer por "denuncia calumniosa".

Durante un programa de televisión en 2007 y en mayo pasado, al estallar el escándalo contra Strauss-Kahn en Nueva York, donde la empleada de un gran hotel lo acusa de agresión sexual o intento de violación, Banon habló de agresión sexual.

El intento de violación es un delito que prescribe al cabo de diez años y que puede suponer 15 años de cárcel. El delito de agresión sexual prescribe al cabo de tres años.

Liberado bajo palabra el pasado viernes, tras unos días en la cárcel y semanas de arresto domiciliario, Strauss-Kahn está acusado de siete cargos de intento de violación de esa mucama, una guineana de 32 años.

La causa neoyorquina dio un espectacular vuelco tras la aparición de fallas y mentiras en el testimonio de la presunta víctima de Strauss-Kahn en Nueva York.

Un senador afroamericano, organizaciones defensoras de los derechos de la mujer y líderes comunitarios de Nueva York defendieron el domingo a la mujer y exgieron a la justicia seguir adelante con la demanda contra el ex director del Fondo Monetario Internacional (FMI), que hasta el día del escándalo era el favorito socialista a las elecciones presidenciales francesas de 2012.