•   Madrid  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Ecuador ha desmantelado 117 campamentos de las FARC en su territorio, afirmó este viernes el embajador del país sudamericano en España, Nicolás Issa Obando, quien negó que Ecuador dé apoyo a la guerrilla colombiana, como afirmaba el diario español El País citando a un ex rebelde.

"Hemos desmantelado 117 campamentos de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), 47 de ellos en el último año", dijo en rueda de prensa Issa Obando.

El ejército y la policía ecuatoriana "han destruido armamento y laboratorios de cocaína en el sector" al que se refiere la información de El País en la frontera con Colombia, añadió el embajador ecuatoriano, asegurando que está verificado en el informe "estrategia internacional del control de narcóticos" del Departamento de Estado norteamericano.

Las fuerzas ecuatorianas también han detenido a decenas de miembros de las FARC, insistió Issa Obando, quejándose de que "hay una evidente incapacidad de Colombia para manejar su frontera".

El embajador ecuatoriano denunció la "falta de credibilidad" del reportaje basado en los testimonios de un "desertor de las FARC dependiente económicamente y logísticamente del gobierno colombiano" y de un funcionario de la Organización de Estados Americanos (OEA) que no se identifica.

"El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, ha dirigido una comunicación al diario El País rechazando enérgicamente por falsas y tendenciosas esas afirmaciones" del supuesto funcionario de la OEA, quien, según el reportaje, se habría cruzado con "miembros de las FARC perfectamente pertrechados".

La carta de Insulza, de la que se proporcionó una copia a los periodistas en Madrid, afirma que "antes de la visita que efectuamos con la comisión ad hoc a Angostura (...) nunca un funcionario de la OEA había estado en esa zona" del reportaje.

La comisión de la OEA, encabezada por el propio Insulza, visitó la zona fronteriza entre Colombia y Ecuador, donde el primero de marzo pasado, una incursión colombiana en territorio ecuatoriano acabó con el número dos de las FARC, Raúl Reyes, abriendo un conflicto diplomático entre ambos países.

"Somos víctimas del conflicto" en Colombia, que también ha costado la vida a soldados del país andino en enfrentamientos con las FARC, insistió el representante diplomático, citando varios incidentes, el último en noviembre de 2007 cuando dos militares ecuatorianos murieron en la destrucción de un campamento clandestinos de las FARC.

El embajador Issa Obando señaló que ha enviado una carta de protesta por las informaciones publicadas al director de El País, que el periódico ha prometido publicar y reiteró que "Ecuador aspira a que el conflicto colombiano encuentre finalmente una solución, pero no está dispuesto a permitir que las secuelas de ese conflicto se ventilen en territorio ecuatoriano".

El País, citando el testimonio de un supuesto ex guerrillero y documentos incautados Raúl Reyes, había afirmado el pasado miércoles en un reportaje que "altos mandos" ecuatorianos dan apoyo logístico a las FARC.

Quito reaccionó a las informaciones considerando la posibilidad de "enjuiciar penalmente por estas calumnias", según el ministro de Defensa Wellington Sandoval.

El embajador ecuatoriano en Madrid señaló que aún no han recibido ninguna instrucción en ese sentido, al tiempo que detalló que su gobierno ha solicitado a Bogotá "copias digital e impresa de los documentos encontrados en los ordenadores supuestamente pertenecientes al señor Raúl Reyes".

Pero, por el momento, aunque estas copias fueron un ofrecimiento del presidente colombiano, Alvaro Uribe, "aún no se ha verificado", según el embajador ecuatoriano.