•   Buenos Aires  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los restos del cantautor Facundo Cabral, asesinado en una emboscada en Guatemala el sábado, serán cremados después de su arribo el martes a Buenos Aires, sin realizarse velatorio, dijo a la AFP este lunes Pablo Pérez Iglesias, un ex manager del artista.

"No se realizará velatorio y los restos serán cremados, tal como fue la última voluntad de Facundo", dijo Pérez Iglesias en un contacto telefónico desde Mar del Plata, a 400 km al sur de Buenos Aires.

Los restos de Cabral, quien tenía 74 años, serán trasladados en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana, informó la embajada de México en Argentina en un comunicado de prensa.

"Sus restos serán trasladados por un avión de la Fuerza Aérea Mexicana que arribará mañana martes a Buenos Aires, partiendo esta noche (lunes) de Guatemala", señaló la declaración, al recordar que Cabral "vivió exiliado en México durante los años de la dictadura en Argentina" (1976/83).

El cuerpo será recibido en Buenos Aires por la viuda del cantante, Silvia Pousa, una psicóloga venezolana, dijo el ex manager del cantautor.

"Facundo se había casado hace siete meses con Silvia Pousa, una amiga de toda la vida con la que estuvo en pareja cerca de diez años", señaló.

Pérez Iglesias agregó que "la mujer es de nacionalidad venezolana, es psicóloga y vive en Mar del Plata. Su hijo, Juan Francisco, es ahijado de Facundo Cabral".

El cantautor pacifista y trotamundos fue acribillado el sábado al amanecer cuando la camioneta en la que se dirigía del hotel al aeropuerto de la capital guatemalteca fue emboscada por hombres armados con fusiles de asalto. El músico recibió tres disparos.

"Lo que pasó es un horror. Yo venía hablando telefónicamente hasta el viernes con el sonidista y el empresario argentino Percy Llanos, que fue parte de la gira y que resultó ileso del atentado porque se estaba trasladando en otro vehículo", reveló Pérez Iglesias, ex manager de Cabral hasta hace un año y medio.

El coche era conducido por el empresario nicaragüense Henry Fariña, quien había contratado a Cabral para actuar en Guatemala y resultó herido en la emboscada.

El atentado está siendo investigado por las autoridades guatemaltecas, con la colaboración de la Comisión de la ONU contra la impunidad en Guatemala.

La muerte del músico y poeta provocó una conmoción en América latina y recibió el repudio de varios presidentes, artistas y políticos. El presidente de Guatemala, Alvaro Colom, decretó tres días de duelo.