•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Con flores en mano y gestos de desazón, numerosos seguidores despidieron hoy en un teatro de Buenos Aires los restos del cantautor argentino Facundo Cabral, cuyo féretro llegó a Argentina en un avión de la Fuerza Aérea de México procedente de Guatemala, donde el artista fue asesinado el sábado.

Admiradores argentinos y extranjeros se acercaron al porteño Teatro ND Ateneo para darle el último adiós al artista, velado a cajón cerrado, rodeado de flores y cubierto en su parte superior por una bandera argentina.

Nuestro ídolo

"Es nuestro ídolo, hemos viajado hasta diez horas en auto para ir a verlo a Quito, Cuenca o donde tocara. Ahora, pensábamos aprovechar nuestra visita a Argentina para verlo actuar, pero nos encontramos con su muerte. Facundo representaba la libertad, la irreverencia y la poesía", aseguró a Efe el ecuatoriano Celio Rosario, mientras esperaba para ingresar al velatorio.

El clamor de admiradores y colegas de Cabral hizo que su viuda, la venezolana Silvia Pousa, cambiara su decisión inicial de hacer unos funerales íntimos y accediera a velar los restos de su marido en el teatro durante este martes.

Sepelio este miércoles

Los restos del artista, según su familia, serán trasladados en un cortejo fúnebre, este miércoles por la mañana, hasta el cementerio privado Jardín de Paz, en la localidad de Pilar (60 kilómetros al oeste de Buenos Aires), donde serán incinerados.

Aunque los mismos familiares habían informado en la mañana que esa ceremonia se realizaría en el cementerio porteño de Chacarita, ahora dieron a conocer los nuevos planes, sin dar explicaciones sobre ese cambio.

"Somos muy fanáticos de su música y sus ideales. Es uno de los personajes quizá más importantes de la música. Nos dolió mucho esta pérdida. Facundo nos transmitía espiritualidad, amor, paz...", coincidieron los venezolanos Víctor Asalón y Gregorio Prieto, quienes viajaron a Argentina para ver a su selección en la Copa América.

Entre los seguidores que hicieron fila para despedir los restos de Cabral también estaba Perla, una argentina de 76 años, para quien el cantante "fue un pacifista y un iluminado por la forma en que llegaba a la gente".

Los restos del artista llegaron este martes en un avión de la Fuerza Aérea de México al Aeroparque de Buenos Aires, donde fue recibido por su viuda, familiares y allegados, acompañados por el canciller, Héctor Timerman y el secretario de Cultura, Jorge Coscia, entre otras autoridades argentinas.

A bordo del avión militar fletado por el Gobierno mexicano, viajaron el ministro de Cultura de Guatemala, Héctor Escobedo, y el embajador argentino en ese país, Ernesto López, quien hizo las gestiones para repatriar el cadáver del artista, fallecido a los 74 años.

Tres días de duelo

La presidenta argentina, Cristina Fernández, decretó hoy tres días de duelo nacional por la muerte del cantautor, quien "consagró su vida al canto, transmitiendo con sus letras el espíritu de paz inspirado en las enseñanzas de Jesús, Ghandi y la Madre Teresa de Calcuta", según sostiene la resolución de la mandataria.

La jefa de Estado mantuvo dos conversaciones telefónicas en los últimos días con su par guatemalteco, Álvaro Colom, para dialogar sobre el avance de las investigaciones del crimen, comentó Timerman.

Cabral, designado mensajero mundial de la paz por las Naciones Unidas en 1996, fue asesinado a tiros en la madrugada del sábado pasado por un grupo de sicarios que atacaron el vehículo en el que viajaba por la capital de Guatemala junto al empresario nicaragüense Henry Fariña, quien resultó gravemente herido.

El Gobierno de Guatemala confirmó que el ataque armado iba destinado a Fariña, quien además de dirigir una promotora de espectáculos es propietario de una cadena de clubes nocturnos con presencia en toda Centroamérica.

Narcotráfico, prostitución y juego

Según Timerman, Fariña "supuestamente tendría alguna vinculación con el narcotráfico, la prostitución y el juego", pero "si había algo lejos de las ideas de Facundo era la violencia y todo lo relacionado con los carteles de la droga", afirmó.

Las fuerzas de seguridad guatemaltecas detuvieron hoy a dos sospechosos de haber participado del asesinato de Cabral, identificados como Elkin Enrique Vargas Hernández y Wilfredo Allan Stockes Arnold.

Las muestras de pesar se multiplicaron en los últimos días desde varios países por la muerte del artista, nacido el 22 de mayo de 1937 en la ciudad bonaerense de La Plata, en el seno de una familia marcada por el abandono de su padre, Rodolfo, cuando Cabral aún estaba en el vientre de su madre.

Pese a una vida también signada por la pobreza y el dolor, Cabral supo sobreponerse con una "fuerza espiritual" que fue además motor de su arte y de su mensaje a favor de la paz y la vida.

"Mi vida fue una fiesta", afirmó el cantautor poco antes de morir.