•   CARACAS / AFP  |
  •  |
  •  |

El gobierno puso fin a un motín en la cárcel venezolana de El Rodeo, donde cerca de mil reclusos estuvieron atrincherados por casi un mes, y más de una treintena de personas murieron en enfrentamientos, informó este miércoles el ministro del Interior, Tareck El Aissami.

“Hoy (ayer miércoles) felizmente hemos resuelto la crisis de manera pacífica. Tenemos control absoluto de las instalaciones de El Rodeo 2 y estamos iniciando la fase de requisa para ubicar las armas de fuego”, dijo El Aissami a periodistas.

Sin embargo, El Aissami anunció que cuatro presos que intentaban huir perdieron la vida en la madrugada del miércoles en un enfrentamiento con efectivos militares, y admitió que otro grupo logró fugarse del centro penitenciario, sin detallar su número.

Un total de “831 internos (están) sanos y salvos, y bajo custodia” de las autoridades que les brindan atención médica y alimentos, agregó.

“Hoy (ayer miércoles) concluye esta fase de intervención y vamos a empezar la fase de reconstrucción del penal”, situado a 40 km de Caracas, afirmó el responsable.

Desde su cuenta en la red social Twitter, el presidente Hugo Chávez elogió el éxito de la operación, pero exhortó a su gobierno a realizar una autocrítica sobre su manejo de los centros penitenciarios.

“Felicito a todos por el éxito de la operación de El Rodeo. Ejemplo del respeto supremo a los derechos humanos. Pero se impone una gran autocrítica”, escribió el mandatario.

Desde mediados de junio, la violencia registrada en la cárcel de El Rodeo dejó más de 30 fallecidos, la mayoría de ellos reclusos, incluidos los de este miércoles.

En primer lugar, un enfrentamiento armado entre presos provocó la muerte de 22 reos, y, posteriormente, la intervención de las fuerzas de seguridad hizo que perdieran la vida tres efectivos militares y al menos otros ocho internos.

Sin embargo, familiares y organizaciones humanitarias apuntan que el número de muertos es más elevado. Incluso con las cifras

oficiales de víctimas, este incidente es el más sangriento de la última década en una cárcel venezolana.

En un primer momento, el gobierno logró liberar a los reclusos del bloque Rodeo 1, pero cerca de un millar de presos de Rodeo 2 se mantuvieron atrincherados hasta este miércoles.

Según el gobierno, un pequeño grupo fuertemente armado mantenía dominados a los demás e impedía que se rindieran. No se sabe si algunos de los cabecillas de este motín están entre los que lograron huir.

El sistema penitenciario de Venezuela sufre severos problemas de hacinamiento y de violencia. Según cifras oficiales, los penales del país albergan a cerca de 50,000 internos, cuando sólo tienen capacidad para 14,000.

Organizaciones humanitarias afirman que en las cárceles de este país mueren unos 300 reos al año. Solo en el primer trimestre de este año la cifra de fallecidos en los penales fue de 121 presos, según estas fuentes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus