•   SANTIAGO / AFP  |
  •  |
  •  |

Decena de miles de estudiantes chilenos desafiaron este jueves a las autoridades, y protagonizaron una tercera gran marcha en demanda del fortalecimiento de la educación pública, la que terminó en disturbios que dejaron como saldo 54 detenidos y 32 policías heridos, uno de gravedad.

Los enfrentamientos estallaron en momentos que miles de estudiantes se manifestaban en las afueras del Palacio Presidencial de La Moneda, cuando la Policía disolvió la manifestación que no estaba autorizada con el uso de gases lacrimógenos y chorros de agua, constataron periodistas de la AFP.

Los manifestantes repelieron los ataques con piedras, palos y proyectiles de pintura. En las afueras de la Embajada de Brasil, que está en las cercanías del palacio de gobierno y se hallaba fuertemente custodiada, un artefacto incendiario del tipo Molotov lanzado por un manifestante hirió a un policía, que quedó con quemaduras en ambas piernas.

“Se registran 32 carabineros lesionados, producto de actitudes violentas que se desarrollaron casi al término de la marcha”, dijo el jefe policial de Santiago, Sergio Fajardo, al entregar un último balance.

“Hay un carabinero con lesiones graves producto de quemaduras”, agregó el jefe policial.
Otros 31 policías registraban heridas de consideración, al final de las revueltas que dejó a 54 detenidos, informó la institución a la AFP

Habla presidente Piñera
Los enfrentamientos se desarrollaron al término de una multitudinaria marcha que de acuerdo a las autoridades reunió a unas 30,000 personas, aunque los organizadores cifraron la concurrencia en más de 80,000 asistentes.

“Llegó el momento de terminar con la violencia, las tomas, los paros, y reencontrarnos con el camino del diálogo, los acuerdos y la acción”, dijo este jueves el presidente Sebastián Piñera.

“Espero que en nuestro país tengamos esa madurez y ese patriotismo para que, más allá de las legítimas diferencias, haya un objetivo común que es hacer un país mejor”, agregó el mandatario que propuso hace 10 días un ‘Gran acuerdo Nacional de Educación’ que fue rechazado por los estudiantes.

La marcha de este jueves es la tercera que se realiza en menos de un mes, y al igual que las dos anteriores, estudiantes, profesores, padres y niños coparon varias cuadras de la céntrica avenida Alameda, en una festiva y colorida manifestación, que a ratos de asemejó a un gran carnaval.

A diferencia de las marchas del 14 y 30 de junio -que reunieron cada vez a más de 80,000 personas- esta no contaba con autorización oficial para pasar por el palacio de Gobierno, aunque gozaba de un permiso para marchar por otra parte de la Alameda.