•   Caracas  |
  •  |
  •  |

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, recibió hoy con honores de jefe de Estado al presidente electo de Perú, Ollanta Humala, quien llegó hoy al país caribeño para conversar con su homólogo y "darle fuerzas" en su batalla personal contra el cáncer.

"Yo vengo con mucho cariño a conversar, a mirar hacia adelante y a darle fuerzas en esta batalla personal que está llevando y cuente con nosotros, con nuestras oraciones, con la fuerza del pueblo peruano", dijo Humala en el palacio de Miraflores junto a Chávez.

El presidente venezolano fue operado de un tumor canceroso el pasado día 20 en Cuba y en este momento sigue tratamiento para superar esa enfermedad.

El presidente electo de Perú dijo que visita Venezuela como un amigo, como un hermano y señaló que así como los próceres de la independencia de las dos naciones se unieron para luchar por la libertad, hoy los une el enemigo común que es la pobreza.

"Hoy en día tenemos un enemigo común, nuevamente, que es la pobreza, la desigualdad (...) el narcotráfico y tantas otras amenazas que hoy día agobian a nuestras familias", dijo el mandatario electo.

Chávez dio la bienvenida a Humala y a su esposa, Nadine, y le aseguró que era "muy significativo" para él que hubiera apartado este día para viajar a Venezuela "exclusivamente" y visitarle.

Asimismo, el mandatario venezolano le dijo a Humala que su triunfo en las elecciones presidenciales de Perú fue celebrado "con júbilo" en Venezuela.

"Presidente Ollanta", dijo Chávez quien repitió la frase tres veces y agregó: "Esa voz sale de la profundidad, de las esperanzas de un pueblo (...) tu batalla que es la batalla del Perú, que es la batalla de suramérica, que es la batalla por el sueño de (Simón) Bolívar de la integración para la liberación definitiva"

El presidente venezolano recordó que la historia de las dos naciones era la misma, que compartían el mismo pasado y también el mismo desafío.

Humala llegó en horas de la madrugada a Venezuela y hoy ha seguido una apretada agenda que incluyó una visita a la Corporación Andina de Fomento (CAF), donde la institución puso a la disposición del próximo gobierno peruano 7.500 millones de dólares en cinco años.