•  |
  •  |
  • EFE

Al menos cuatro combatientes rebeldes han muerto y 75 han resultado heridos en una gran ofensiva rebelde lanzada desde tres frentes diferentes contra el enclave petrolero de Brega, al oeste de la ciudad de Ajdabiya, último enclave de las fuerzas que luchan contra Gadafi.

Según soldados, este ataque forma parte de una ofensiva que pretende avanzar hacia Trípoli. Las fuentes explicaron que estalló un duro combate 30 kilómetros al este de Brega con soldados fieles al coronel Muamar el Kadhafi.

Las cuatro víctimas mortales se produjeron por la explosión de cuatro minas colocadas por las fuerzas de Kadhafi al paso de otros tantos vehículos rebeldes.

Éstos denunciaron que las fuerzas gadafistas han plantado minas en zonas residenciales para intentar frenar un eventual avance rebelde.

Una brigada rebelde de fuerzas especiales atacó Brega desde el noreste, mientras que otras dos brigadas formadas por civiles que han recibido tres meses de entrenamiento avanzaron desde el este y el noroeste. Las tres brigadas están equipadas con misiles Grad y cañones antitanque, agregaron las fuentes.

Asimismo, la brigada antiminas de Tobruk , que acompaña la ofensiva, ha logrado desactivar 150 explosivos después del suceso de los cuatro vehículos y ha capturado a cuatro soldados de Kadhafi.

Abdul Matlub, un médico voluntario del hospital de campo de Ajdabiya, 170 kilómetros al sur de Bengasi, bastión de los rebeldes, aseguró a Efe que las instalaciones no cuentan con los medios suficientes ni con el personal necesario.

"Hemos recibido 75 heridos, varios con amputaciones. Los hemos estabilizado y enviado a Bengasi", aseguró Matlub.