•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cerca de un millar de judíos ultraortodoxos, que pretendían cerrar una calle cerca del barrio religioso de Mea Shearim en Jerusalén este por el día del sabbat, se enfrentaron este sábado a la policía, constató un periodista de la AFP.

Un manifestante fue detenido, anunció una portavoz de la policía.

Los judíos ultraortodoxos de la comunidad Haredim, vestidos de negro, quieren que la calle permanezca cerrada al tráfico durante el sabbat, día de descanso sagrado en la religión judía, desde el viernes por la noche al sábado por la noche.

La policía a caballo dispersó a los manifestantes, que lanzaron piedras contra las fuerzas del orden gritando "shabes" ("sabbat" en Yidish) y llamándolas "nazi".

Rabinos de la comunidad convocaron esta manifestación para marcar la 100ª semana de una campaña que intenta impedir la apertura de un aparcamiento durante el sabbat.

Asimismo, la tensión subió estos últimos días a raíz de una operación de agentes del fisco en el barrio de Mea Shearim, a raíz del cierre de un matadero clandestino y la detención de un militante religioso acusado de evasión fiscal.

Estas acciones habían provocado la ira de los judíos ultraortodoxos de la comunidad Haredim (literalmente: "Temerosos de Dios"), que rechaza la autoridad del Estado y hacen una interpretación estricta de la tradición judía.