•   La Paz  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Policía antidroga desmanteló en Bolivia unas 230 pequeñas fábricas de cocaína en el departamento de Santa Cruz (este), en operativos desde el viernes y que continúan este fin de semana, informó este sábado el ministro de Interior, Sacha Llorenti.

"Se han desmantelado por lo menos 230 fábricas de cocaína, pequeñas fábricas de 5 metros cuadrados, de 10 metros cuadrados", dijo en una rueda de prensa el ministro Llorenti.

Las acciones policiales se realizaron en los poblados de San Román y Nuevos Horizontes, en el centro de Bolivia, de unos 15.000 habitantes, en la vital carretera que une el Chapare, una región con cultivos de coca, con el departamento de Santa Cruz, donde están las principales fábricas de cocaína.

La policía indaga si la población de San Ramón y Nuevos Horizontes en su conjunto se dedicaban a fabricar cocaína.

Las fábricas fueron destruidas con fuego, con los mismos combustibles, como gasolina, que se usan para fabricar droga, según imágenes de canales privados de televisión.

El coronel Fernando Amurrio, jefe de la policial Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) de Santa Cruz, dijo por separado que las factorías halladas tenían diferentes capacidades que no pasaban de los 40 kilos de cocaína al mes.

Las acciones policiales son una continuación de las realizadas el viernes en Santa Cruz, donde se detuvieron a nueve peruanos relacionados con la fabricación de cocaína. En uno de los allanamientos a un domicilio, la Policía encontró restos humanos óseos, probablemente de dos mujeres.

En los operativos policiales participan unos 300 efectivos y 18 fiscales, aseveró la televisora privada Unitel.

Bolivia es el tercer productor mundial de cocaína después de Colombia y Perú, según datos de las Naciones Unidas.