•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El expresidente de facto de Honduras Roberto Micheletti le pidió hoy a Dios que "sane" al gobernante de Venezuela, Hugo Chávez, aquejado de un cáncer, para que éste vea que no es un "semidiós".

"Yo le pido a Dios que lo sane (a Chávez), yo le pido a Dios que recupere su salud, para que regrese a Venezuela y vea cómo los demócratas le van a ganar las elecciones (de 2012) y vea cómo él es un ser humano, no un semidiós", dijo Micheletti a la radio HRN de Tegucigalpa.

Chávez ha sido uno de los principales aliados del expresidente hondureño Manuel Zelaya, que fue derrocado en 2009 y sustituido por Micheletti, a quien el mandatario venezolano llama "Goriletti".

El presidente de Venezuela se encuentra en Cuba desde anoche para recibir tratamiento de quimioterapia casi un mes después de haber sido operado de un cáncer en el país caribeño.

"No hay semidioses en política", sentenció Micheletti, y subrayó: "Todos somos seres humanos, todos tenemos que tener los pies sobre la tierra, comprendiendo que el día de mañana tenemos que estar afuera porque así es el mandato de la ley".

Agregó que "nadie puede estar (en el poder) más tiempo del que le ha indicado la Constitución, las leyes y la ley electoral, así que no tienen más que abusar, como lo ha hecho este señor Chávez en Venezuela, como lo está haciendo Evo Morales (en Bolivia), como lo está haciendo (Rafael) Correa (en Ecuador) y como lo están pretendiendo otros presidentes fuera de Honduras y en Honduras".

"Los hondureños, los seres humanos, no debemos desearle muerte a nadie; creo que debemos de buscar la paz y la tranquilidad entre los hermanos latinoamericanos, entre los hermanos centroamericanos y entre los hermanos hondureños", enfatizó Micheletti.

"Debemos de pensar primero en Dios, que si no recibimos el castigo aquí en tierra lo recibiremos en cualquier lugar donde estaremos, pero él va a exigirnos rendir cuentas de nuestra conducta en la tierra", apuntó.