AFP
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno colombiano anunció ayer viernes que pagará una recompensa de hasta 2.6 millones de dólares a un rebelde que asesinó a su jefe, miembro del secretariado de las FARC, y un monto igual para otros tres informantes que llevaron a ese hecho, según el ministro de Defensa.

“Se decidió reconocer el pago de una recompensa a tres fuentes principales, al igual que a alias ‘Rojas’ por la información suministrada”, dijo el ministro Juan Manuel Santos en referencia al desmovilizado Pablo Montoya, ex jefe de seguridad de Iván Ríos, miembro del Secretariado --mando central-- de las FARC.

“A alias ‘Rojas’ se le reconocerá una importante suma por la información estratégica contenida en el computador que pertenecía a ‘Ríos’ y que fue entregado a las autoridades, así como por datos almacenados en memorias USB que están siendo analizadas por las autoridades judiciales”, añadió Santos.

Ante una polémica que surgió en Colombia por la posibilidad de entregar recompensa a un rebelde incurso en delitos atroces y que por ambición asesinó a su jefe, Santos aclaró que una cosa es el pago por la información suministrada pero que el ex rebelde deberá responder ante tribunales judiciales de su país.