•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro de Relaciones Exteriores de Honduras, Mario Canahuati, se reunió esta mañana con funcionarios de la embajada de su país que trabajan en asuntos migratorios, en el primero de sus dos días de visita en Washington, en la que intercederá por sus compatriotas que viven en EU.

La portavoz de la embajada Karol Escalante dijo a Efe que Canahuati visitará luego el Departamento de Estado e iniciará los trámites para solicitar de Estados Unidos una nueva extensión del Estatus de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés), que ampara a unos 70 mil inmigrantes hondureños.

La funcionaria indicó, asimismo, que el miércoles iniciará una visita de tres días en Washington el ministro de Seguridad de Honduras, Óscar Álvarez, quien se reunirá con la secretaria de Seguridad Nacional de EU, Janet Napolitano.

El gobierno de Estados Unidos otorgó el TPS a Honduras y a Nicaragua después de que el huracán "Mitch" dejara graves daños y cientos de miles de damnificados en esos dos países en 1998, y desde entonces ha renovado ese estatus en nueve ocasiones.

Según datos del Gobierno de Honduras, en Estados Unidos residen, legal o ilegalmente, alrededor de un millón de hondureños, cuyas remesas a sus familias el año pasado alcanzaron los 2.530 millones de dólares, y otros 1.387 millones de dólares en la primera mitad de este año.

El TPS en vigencia desde su última extensión el 5 de julio de 2010 permite que los inmigrantes hondureños trabajen y se beneficien de la seguridad social hasta el 5 de enero de 2012.

El ministro Canahuati dijo en Tegucigalpa, antes de su partida, que su Gobierno gestionará que "más de 70.000 hondureños que hasta el momento han sido beneficiados con el TPS, logren un estatus migratorio permanente" en Estados Unidos.