•   WASHINGTON / AFP  |
  •  |
  •  |

Las alertas de calor -que desde hace varios días afecta a Estados Unidos, y que ya dejó al menos 24 muertos- se multiplicaron este viernes en Nueva York, Washington y en toda la costa este del país donde las temperaturas podrían alcanzar los 50 grados de sensación térmica.

Unos 30 estados se ven afectados por esta ola de calor que recorre el centro y el sur del país, desde Texas a Ohio, y se intensifica en la costa este desde el jueves, anunciaron los servicios meteorológicos.

La asociación del calor con la humedad puede provocar una sensación térmica de entre 45 y 50 grados. “Emitimos alertas en 30 estados, en la capital Washington, del norte de Texas hasta Maine (noreste)”, indicó a la AFP el portavoz de Meteorología nacional Chris Vaccaro.

Este viernes “es uno de los días más calurosos del año”, según meteorología.
“En este momento, en Portland (Maine), hay 32 grados pero la sensación térmica es de 38 grados”, dijo Vaccaro.

Washington podría batir los récords: “prevemos 40 grados bajo techo. En este momento hay 32 grados bajo techo pero sentimos 40, y recién es de mañana. O sea, que realmente va a hacer mucho calor”, comentó Vaccaro. Y agregó que la capital “va a tener la impresión de tener más calor que en el Valle de la Muerte (California y Nevada), donde la temperatura bajo techo era de 46 grados esta mañana”.

Nueva York asfixiante
En Nueva York, donde se registraba una temperatura de 36 grados, los proveedores de electricidad tuvieron que reducir su potencia en los condados de Queens y Westchester por temor a posibles cortes de corriente.

Las ciudades de Illinois, Kentucky, Maryland, Carolina del Norte y Virginia, en el este, superaron estos días la barra simbólica estadounidense de los 100 grados Fahrenheit (38).

Está previsto que estas temperaturas permanezcan hoy sábado y bajen a 32 mañana domingo.

Las diferentes autoridades -municipales, en los condados o los estados- multiplicaron las iniciativas para aconsejar y ayudar a los habitantes: apertura prolongada de piscinas, apertura de edificios públicos con aire acondicionado, distribución de ventiladores, entre otras.


Racionan uso de piscinas en Filadelfia
En Filadelfia, los responsables de las piscinas se vieron obligados a pedirle a los bañistas abandonar el sitio después de los 30 minutos para que otros también tengan la oportunidad de disfrutar del agua fresca.

Los edificios públicos reciben a acalorados habitantes que ingresan a estos sitios para disfrutar del aire acondicionado.

La prensa, por su parte, publica fotos de piscinas y fuentes en sus tapas, y también se divirtió mostrando como un huevo puede cocinarse en el capó de un auto.

Medios locales lanzaron un concurso para bautizar a la ola de calor, al igual que se hace con los tornados que siempre responden a un nombre propio. El ganador del Star-Ledger (Nueva Jersey) obtendrá un paraguas como premio.