•  |
  •  |
  • DAMASCO / AFP

Más de un millón de sirios se manifestaron ayer viernes contra el régimen de Bashar al Asad, principalmente en Hama y Deir Ezzor, y ocho civiles murieron en la dispersión de mítines en Alep, Homs y cerca de Damasco, anunciaron militantes.

Cerca de 1,2 millones de sirios manifestaron el viernes contra el régimen del presidente Bashar al Asad en las ciudades de Hama (centro) y Deir Ezzor (este), afirmó Rami Abdel Rahman, jefe del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

“Desfilaron más de 1.2 millones de manifestantes. En Deir Ezzor eran más de 500,000 al terminar la manifestación, y en Hama eran más de 650,000”, sostuvo Rahman, precisando que las fuerzas de seguridad no estaban presentes en ninguna de estas dos ciudades.

La televisión pública siria desmintió las cifras de la movilización anunciada por los militantes, afirmando que solo 2,000 personas habían participado en la manifestación en Deir Ezzor.

Las restricciones de la circulación impuestas por las autoridades sirias no permiten realizar una verificación independiente de la importancia de la movilización.

Según Rahman, los manifestantes gritaron consignas contra el régimen y expresaron su solidaridad con las ciudades sitiadas por las fuerzas de seguridad, sobre todo en Homs (centro), donde desde hace una semana se registran actos de violencia.

Por otra parte, la violencia no cesó en esta ciudad, a la cual fue dedicada la movilización del viernes.

“En Homs, dos manifestantes murieron a causa de los disparos de las fuerzas de seguridad que dispersaron manifestaciones en los barrios de al Jalidyé y Dauar al Fajura”, anunció Abdel Karim Rihaui, jefe de la Liga Siria de los Derechos Humanos (LSDH).

Además, “dos manifestantes fueron asesinados a cuchilladas ante la mezquita Amne en Alep (norte) por milicianos partidarios del régimen que entraron a la mezquita y atacaron a los fieles”, precisó Rihaui, que señaló decenas de heridos y de arrestos.

En Mleiha, en la provincia de Damasco, “dos manifestantes murieron a causa de los disparos de las fuerzas de seguridad y otros fueron heridos”, afirmó Abdel Rahman.
Un manifestante murió bajo los disparos de las fuerzas de seguridad en la aldea de Kfar Ruma, en la provncia de Idleb, en la frontera con Turquía, afirmó Riahui.