•   SAN SALVADOR / ACAN-EFE  |
  •  |
  •  |

Los jefes de Estado y delegados de los países de Centroamérica, reunidos en San Salvador, condenaron ayer “enérgicamente” los atentados perpetrados en Noruega, en los que murieron al menos 17 personas.

También expresaron sus condolencias “al pueblo y Gobierno del Reino de Noruega”, y manifestaron su “solidaridad a los familiares de las víctimas de tan repudiable hecho”.

La declaración fue difundida al concluir la XXXVII Reunión de Jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de la Integración Centroamérica (SICA), a la que asistieron los gobernantes de El Salvador, Mauricio Funes; Guatemala, Álvaro Colom; Honduras, Porfirio Lobo; y Nicaragua, Daniel Ortega.

También participaron el viceprimerministro de Belice, Gaspar Vega; el primer vicepresidente de Costa Rica, Alfio Pivo, y el vicepresidente y canciller de Panamá, Juan Carlos Varela, estos dos últimos en representación de los mandatarios de Costa Rica y Panamá, Laura Chinchilla y Ricardo Martinelli, respectivamente.

Un atentado con coche bomba sacudió el complejo gubernamental de Oslo, y luego el tiroteo en un campamento juvenil cercano a la capital, en hechos que la policía no atribuye al terrorismo internacional sino a una variante local afín a movimientos antisistema.

EU, Europa, Latinoamérica
Los dos ataques perpetrados con horas de diferencia, están relacionados entre sí, según fuentes policiales que implican al presunto autor del tiroteo, detenido tras su acción, con el atentado de la capital, que afectó cuatro edificios gubernamentales.

Esos ataques también fueron condenados de manera unánime por Estados Unidos, Europa y los países de América Latina.