•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las autoridades de emergencia de Guatemala declararon alerta amarilla en el departamento de Santa Rosa (sur), cercano a la frontera con El Salvador, debido a un enjambre de sismos entre 2,5 y 3,9 grados Richter que no ha provocado víctimas, aunque sí dejó grietas en casas.

"Las autoridades departamentales de Santa Rosa se declararon en alerta amarilla debido a la serie de sismos que desde el pasado 19 de julio se registran en dicho departamento", precisó en un comunicado la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred).

La instancia explica que, según el Instituto de Sismología, hasta el momento se han registrado unos 70 eventos asociados al enjambre, de los cuales cinco han sido sensibles en varias comunidades de Santa Rosa, unos 100 km al sur de la capital, y en el área oriental del departamento de Guatemala (centro).

Este sábado, los dos departamentos fueron sacudidos por otros dos sismos de mediana magnitud sin reportar daños, según reportes del Instituto de Sismología.

El primero se registró a la 01H44 locales (7H44 GMT) con una magnitud de 3,9 grados Richter, mientras que el otro a las 06H20 locales con 3,8 grados, detalla.

El enjambre tiene origen en la falla de Jalpatagua, que se extiende hasta El Salvador, y otras fallas menores asociadas al sistema, precisó.

"Los enjambres sísmicos por su naturaleza tienden a durar de una a tres o cuatro semanas en promedio, por lo que se recomienda a la población mantener la calma, sobre todo tomando en cuenta que este fenómeno se ha registrado en ocasiones anteriores", asevera.

Asimismo, el comunicado precisa que las mayores actividades se "registraron entre agosto de 1979 y marzo de 1980; y abril de 1993", pero no indica si hubo víctimas mortales o daños materiales.