•   Quito / EFE  |
  •  |
  •  |

El diario El Universo apeló el fallo que lo condenó en una demanda por injuria del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, quien también impugnó el dictamen y amenazó con expulsar del país al titular de la SIP, Gonzalo Marroquín, si insiste en llamarlo “dictador”.

La defensa del periódico apeló el pago de una indemnización de 10 millones de dólares a Correa,  y el martes próximo impugnará el resto de la sentencia que fijó tres años de cárcel para tres directivos y un ex editor del rotativo, quienes además fueron condenados a resarcir al mandatario con 30 millones de dólares.

Correa, tildó  de “malcriado” al presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Gonzalo Marroquín, y advirtió con expulsarlo del país si en sus visitas insiste en decir que en esta nación andina hay “una dictadura”.

El señalamiento lo realizó durante su informe semanal de labores en el que se refirió a críticas de la prensa local, porque no recibió  Marroquín y otros delegados de la SIP que visitaron Ecuador esta semana.

El pasado domingo, mientras la SIP esperaba la respuesta a una petición de una reunión con Correa, el diario digital oficial El Ciudadano, publicó una carta del secretario de Comunicación de la Presidencia, Fernando Alvarado, en la que criticó recientes pronunciamientos de Marroquín.

Recordó que en junio pasado, en un discurso en Guayaquil, durante una celebración de la Cámara de Comercio, Marroquín, calificó al Gobierno de Ecuador, de mantener una “actitud traidora, intolerante y autoritaria, con el único fin de ‘seguir disfrutando las mieles del poder”, según el texto.

No merecen audiencia, dice
Apuntó que esa “insolencia” no merece audiencia, “primero debería presentar sus disculpas y respetos al país y a su primer representante”, señaló al recalcar que Ecuador “vive a plenitud la democracia”.

Correa criticó ayer  a la SIP, reiteró que, en su opinión, ésta defiende los intereses empresariales de sus miembros, y cuestionó a Marroquín.

“De hecho, creo que hemos tolerado demasiado. La próxima vez que este malcriadito venga a decir aquí, a nuestro país, que aquí hay una dictadura, que no se cumplen las leyes, lo expulsamos del país. Tampoco vamos a aguantar malcriaditos abusivos”, sentenció.

Deterioro en libertad de prensa
En su visita a Quito, Marroquín alertó sobre de lo que considera un “deterioro” a la libertad de prensa en América Latina y centró su preocupación en Venezuela, Argentina, Bolivia, Nicaragua y Ecuador.

Mencionó como “enemigos” de la libertad de prensa al crimen organizado y “a los Gobiernos que están acosando, legislando en contra de la libertad de prensa y, curiosamente, también concentrando medios de comunicación”.

Señaló que la SIP no defiende ideologías sino el principio de libertad de expresión y recalcó la importancia de que los medios de comunicación y los periodistas tengan una “mejor interconexión con la sociedad civil”.

Marroquín comentó que en materia de libertad de prensa, el Gobierno de Ecuador tiene “actitudes autoritarias”, quiere “controlar la información” y está legislando para ello con, por ejemplo, la creación de un consejo de regulación de medios, que el Ejecutivo cree necesario para mejorar la calidad de la información.