•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Cientos de "indignados", llegados este sábado a Madrid desde diferentes puntos de España, recorrieron hoy el centro de la capital, en una gran marcha con la que quieren volver a reivindicar un cambio político, económico y social en el país.

Al grito de "que no, que no, que no nos representan", los integrantes del 15-M emprendieron el camino hacia la Puerta del Sol, portando pancartas con las frases "el capitalismo es el genocida más respetado del mundo" o "Este cuento se ha acabado. Que paguen la crisis los responsables".

La manifestación partió de la Estación de Atocha y llegará hasta la emblemática plaza madrileña, centro neurálgico de la ciudad y lugar donde surgió, hace más de dos meses, el Movimiento 15-M.

En la Puerta del Sol confluyeron ayer las marchas de "indignados" que viajaron a Madrid desde las regiones de Galicia, País Vasco, Cataluña, Andalucía, Extremadura, Valencia y Murcia.

En su recorrido los integrantes del 15-M fueron celebrando asambleas populares e incorporando nuevos seguidores que sumaron sus propuestas al movimiento.

En la capital española los "indignados" fueron recibidos, en un ambiente festivo, por sus compañeros de Madrid con carteles de bienvenida y alimentos, donados por vecinos y simpatizantes, para reponer fuerzas.

Todos juntos revivieron allí el nacimiento, hace más de dos meses, del movimiento y gritaron consignas como "De norte a sur de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste" o "Europa escucha esta es nuestra lucha".

También se podían leer pancartas colocadas por toda la plaza con las inscripciones "los triunfadores de hoy no tienen asegurado el futuro", "botemos a los políticos", "lo llaman democracia y no lo es" o "el Pueblo unido jamás será vencido".

Además, los miembros del 15-M intentaron conectar vía Internet con otras plazas en Egipto, Grecia, Israel, Londres u Holanda, aunque finalmente no pudo ser posible por problemas técnicos.

Sin embargo, entre los asistentes se encontraban jóvenes procedentes de la mayoría de esos países.

La "Marcha Popular Indignada" es una propuesta de movilización "social, pacífica y no violenta, que se suma al espíritu constructivo, democrático e inclusivo" del Movimiento 15-M, según señalaron sus organizadores en un comunicado.

El 15-M surgió de una manifestación multitudinaria celebrada el pasado 15 de mayo en Madrid, cuando miles de personas se concentraron de forma pacífica para pedir un cambio político y social, "ante la inoperancia del modelo actual".

Al día siguiente, centenares de jóvenes se instalaron en la Puerta del Sol y en otras plazas de ciudades grandes y pequeñas de toda España.

Un mes después, los "indignados" levantaron los campamentos, pero desde entonces el movimiento ha seguido celebrando debates populares en asambleas de barrio o en comisiones de trabajo.

También han llevado sus protestas a las puertas del Parlamento español y de otras instituciones gubernamentales regionales.