•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La mujer guineana que acusó al ex director del FMI Dominique Strauss-Kahn de intento de violación en una suite de un hotel de Manhattan dio sus primeras entrevistas públicas para limpiar su nombre, informaron este domingo medios estadounidenses.

"Por su culpa me dicen prostituta", declaró la mujer a la revista Newsweek. "Quiero que vaya a la cárcel. Quiero que sepa que hay algunos lugares donde no se puede usar el poder, no se puede usar el dinero".

La mujer también debía aparecer en el programa "Good Morning America" la mañana del lunes, exactamente una semana antes de que Strauss-Kahn vuelva a la corte en Nueva York para la siguiente audiencia sobre siete cargos de intento de violación y agresión sexual.

Strauss-Kahn, un político francés que llegó a ser un serio aspirante a convertirse en el próximo presidente de Francia, ha negado todos los cargos derivados del incidente el 14 de mayo en la lujosa suite del hotel Sofitel.

La mujer, cuyo nombre la AFP ha decidido no mencionar en línea con su política de proteger a las presuntas víctimas de agresión sexual, estaba trabajando como empleada de habitaciones en el hotel cuando, afirmó, fue atacada en una suite presidencial del piso 28.