•   Roma  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La sequía en el Cuerno de África provocó una "situación catastrófica que exige una ayuda internacional masiva y urgente", declaró hoy el director general de la FAO, Jacques Diouf, al iniciarse una reunión ministerial de urgencia en Roma.

"Hay que salvar vidas y reaccionar", dijo Diouf, según el cual se requieren 1.600 millones de dólares en el próximo año y 300 millones en los dos próximos meses.

El lunes, durante una conferencia de prensa final, tanto Diouf como el ministro francés de Agricultura Bruno Le Maire evitaron las preguntas sobre el monto preciso de las sumas prometidas o entregadas por los contribuyentes.

Una conferencia de donantes se llevará a cabo el miércoles para examinar la cuestión de las necesidades y las donaciones ya recibidas.

Según el secretario general de la ONU Ban Ki-moon, 1.600 millones de dólares se requieren sólo para Somalia, donde "niños y adultos mueren diariamente a un ritmo aterrador", pero las agencias de la ONU sólo han recibido la mitad de esa suma.

La reunión de este lunes apuntaba a "hacer un balance sobre el estado de las donaciones y las necesidades, y preparar la conferencia de donantes de Nairobi dentro de dos días", indicó el ministro francés.

Según Le Maire, la Unión europea entregó 100 millones de euros y Francia "duplicó su ayuda a 10 millones".

Antes de la reunión, el Banco Mundial anunció por su parte el otorgamiento de 500 millones de dólares.

La sequía que afecta actualmente al Cuerno de Africa, la peor en los últimos 60 años, ya causó decenas de miles de muertos y amenaza a 12 millones de personas en Somalia, Kenia, Etiopía, Yibuti, Sudán y Uganda.

La situación es particularmente crítica en Somalia, donde la ONU decretó formalmente la existencia de la hambruna en dos regiones del sur, controladas por insurgentes islamistas shebab, que prohíben el acceso a los cooperantes humanitarios.

"Esta crisis no es sólo el resultado de una sequía prolongada: es indispensable lograr la paz", dijo M. Diouf.

La directora del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Josette Sheeran, anunció que un puente aéreo de ayuda para Mogadiscio comenzaría desde el martes teniendo como prioridad el suministro de productos nutritivos para los niños.

"La población de Somalia está desesperada. Hago un llamado para que ayuden a Somalia a abrir los corredores humanitarios para el transporte de la ayuda humanitaria", había indicado antes el viceprimer ministro somalí Mohamed Ibrahim.

La reunión fue convocada por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), a petición de Francia, que preside actualmente el G20.

"La comunidad internacional fracasó en garantizar la seguridad alimentaria", reconoció el ministro francés de Agricultura, Bruno Le Maire.

"Todos debemos reinvertir en la agricultura mundial". (...) "Si no tomamos las medidas necesarias, el hambre será el escándalo de este siglo", agregó.

A propósito de la reunión del lunes, que es "un asunto de vida o muerte para decenas de miles de personas", Le Maire añadió que tiene por objeto "revisar la situación del progreso de las donaciones, las necesidades, y preparar la conferencia de donantes de Nairobi en dos días.

Antes de la apertura de los trabajos, unas 30 personalidades, entre ellas el cantante Bob Geldof, que movilizó al planeta contra el hambre en los años 1990 con su Band Aid, exigieron que los países miembros de la FAO "anuncien el monto de su ayuda y encuentren el dinero sin demoras, sin vueltas y de manera clara".

La organización no gubernamental One, creada por el cantante Bono para combatir la pobreza, lanzó por su lado una petición en la red para llamar a los dirigentes del planeta a cumplir sus promesas.