•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Gremios docentes de Panamá convocaron hoy a una "gran marcha" el próximo jueves en la capital del país para dar inicio así a una huelga nacional de 48 horas en demanda de reivindicaciones laborales y educativas.
       
Andrés Rodríguez, de la Asociación de Profesores de la República de Panamá, dijo este lunes a EFE que la "huelga nacional de 48 horas" es de "advertencia" al Gobierno, y que a ella se sumará la mayoría de los 36.000 educadores del país.
       
El dirigente hizo un llamado a los padres para que no envíen a sus hijos a las escuelas los próximos jueves y viernes.
       
Rodríguez aseguró que con la marcha y huelga buscan presionar a las autoridades de Educación para que retomen el diálogo con el gremio docente sobre aspectos educativos, como la transformación curricular, y laborales, entre ellos un incremento salarial cuya magnitud no precisó.
       
El dirigente señaló que el próximo jueves los educadores se concentrarán en las diferentes provincias del país para luego partir hacia la capital y unirse a una "gran marcha" que tiene previsto llegar hasta las cercanías de la sede de la Presidencia panameña.
       
"Hemos enviado el mensaje a los compañeros docentes de que su participación (en el paro) es necesaria, urgente e imprescindible por su dignidad y respeto", expresó Rodríguez.
       
Indicó que el gremio docente espera lograr el establecimiento de un diálogo "fiel, responsable y permanente" con el Ministerio de Educación, sobre temas como las relaciones laborales, la estabilidad de los docentes y la "imposición" de una transformación curricular.
       
Por su parte, la ministra de Educación, Lucy Molinar, dijo este lunes a la radio local que todavía no encuentra justificación para la huelga de 48 horas convocada por los docentes, ya que, argumentó, en las últimas semanas se han producido varias reuniones con sus representantes.
       
"No entiendo la razón de estos llamados (a huelga), pero nosotros estamos preparados para atender a los estudiantes, y ojalá que los padres de familia nos ayuden a ayudar a sus hijos" enviándolos a las centros educativos, afirmó Molinar.