•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente Barack Obama advirtió este viernes que “el tiempo se termina” para que Estados Unidos alcance un acuerdo para incrementar el límite de la deuda, insistiendo en que un compromiso es posible.

“No es una situación en la que las dos partes estén a millas de distancia”, dijo Obama en la Casa Blanca, al tiempo que reiteró que el acuerdo debe ser bipartidario y urgió a los estadounidenses a mantener la presión sobre el Congreso para lograrlo.

“Es claro ahora que cualquier solución para evitar el default debe ser bipartidaria. Debe tener el apoyo de ambos partidos que fueron enviados aquí a representar al pueblo estadounidense. No solamente una facción”, afirmó.

Semanas de discusiones no bastaron para llegar a un acuerdo sobre un plan de reducción del déficit acompañada de un aumento del techo de la deuda, que en mayo alcanzó su límite legal de 14,294 billones de dólares, es decir cerca del 100% del PIB.

Obama habló luego de que una embestida de su ala más conservadora provocara el caos en el Partido republicano, que trata de salvar un proyecto presentado por el presidente de la Cámara de Representantes John Boehner, aunque los demócratas del Senado y la Casa Blanca adelantaron que no lo aprobarán.

Para pagar deudas
“El límite de la deuda no determina cuánto dinero podemos gastar, simplemente nos autoriza a pagar las deudas ya contraídas. Otorga a Estados Unidos la capacidad de mantener su palabra”, subrayó el mandatario.

Obama dijo que ambas partes concuerdan en general sobre los gastos que deben reducirse y en los pasos a dar en los próximos meses sobre reformas impositivas y la puesta en práctica de algún mecanismo regulador.

“Por lo tanto tenemos muchas maneras de salir de este caos. Pero se nos termina el tiempo. Necesitamos un compromiso para el martes para que nuestro país pueda pagar sus deudas a tiempo como siempre lo ha hecho”.

Obama reiteró su llamado a la opinión pública para que mantenga la presión sobre los congresistas a fin de que lleguen a un compromiso, luego de que una exhortación similar realizada el lunes inundara de mensajes las páginas web del Congreso y saturara las líneas telefónicas.

“Por mi parte, nuestra administración continuará trabajando con demócratas y republicanos todo el fin de semana hasta encontrar una solución. El tiempo de poner al partido primero se terminó”, advirtió el presidente.

“El tiempo del compromiso en favor del pueblo estadounidense es ahora y creo que podamos resolver este problema y confío en que resolveremos este problema”.