•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Altos funcionarios del Gobierno, exmandatarios, familiares y amigos despidieron hoy con un funeral de Estado al expresidente de Costa Rica Mario Echandi Jiménez (1958-1962), quien falleció el sábado a los 96 años a causa de un paro cardíaco.

La ceremonia se llevó a cabo en la Catedral Metropolitana, en el centro de San José, donde oficiales de la policía ingresaron el ataúd en hombros y después, a su salida, realizaron 21 disparos al aire como parte del protocolo.

En un discurso, la presidenta costarricense, Laura Chinchilla, calificó a Echandi como "uno de los hijos más queridos y destacados" de Costa Rica.

"Estamos ante el recuerdo de un ciudadano enraizado en nuestras mejores tradiciones, un expresidente preclaro, un político brillante y enérgico, y un hombre de bien", expresó Chinchilla.

Agregó que "su mayor grandeza, por encima de las vicisitudes de la política y de las tareas públicas que tuvo el honor de compartir con su pueblo, fue hacer de su vida un ejemplo permanente de honestidad y de transparencia".

A la ceremonia asistió Chinchilla y su gabinete, los presidentes de los poderes del Estado, expresidentes de la República, entre ellos Óscar Arias, miembros del cuerpo diplomático acreditado en el país, y público en general.

Echandi Jiménez nació el 17 de junio de 1915 y durante los últimos años de su vida padeció varios quebrantos de salud como males respiratorios, problemas con la presión arterial y un derrame cerebral que le causó diversos problemas.

Fue presidente de Costa Rica en el periodo 1958-1962 y en su Gobierno se recuerda la ruptura unilateral de relaciones diplomáticas con el régimen de Fidel Castro en Cuba, vínculos que permanecieron rotos hasta el 2009 cuando el mandatario Óscar Arias decidió retomarlos.

Además, se le considera como parte fundamental de la reconciliación nacional después de la guerra civil de 1948, pues favoreció el regreso al país de personas exiliados como el expresidente Rafael Ángel Calderón Guardia.

Durante su mandato también otorgó la primera licencia para televisión privada en Costa Rica, se aprobó la Ley de Aguinaldo, se fundó el Servicio Nacional de Acueductos y Alcantarillados y fomentó las ayudas a los campesinos y la construcción de escuelas.

Echandi, declarado Benemérito de la Patria el 6 de junio de 2005, fue también ministro de Relaciones Exteriores (1950-1952), diputado (1953-1955), y embajador de Costa Rica ante Estados Unidos, la Organización de Estados Americanos y la Organización de Naciones Unidas.