•   MÉXICO / EFE  |
  •  |
  •  |

Las autoridades mexicanas anunciaron ayer la captura del supuesto máximo líder del Cártel Independiente de Acapulco (CIDA), una organización narcotraficante formada recientemente y que este año ha cometido innumerables homicidios en ese importante destino turístico de México.

Moisés Montero Álvarez, alias “El Koreano”, un expolicía Ministerial del sureño estado de Guerrero, fue detenido por agentes de la Policía Federal (PF) al interior de un negocio en Acapulco acompañado de otro hombre, identificado como Daniel Guerrero Casa Nova, de 21 años, y de dos menores de edad.

El jefe de seguridad regional de la Policía Federal, Luis Cárdenas Palomino, indicó en una conferencia de prensa en la que fue presentado el detenido que Montero Álvarez, de 42 años, ha “participado en diversos hechos violentos” y “principalmente ha ordenado y coordinado el homicidio de miembros de grupos antagónicos”.

El CIDA nació después de fragmentarse la organización narcotraficante que lideraba el capo Édgar Valdez Villareal, alias “La Barbie”, detenido a finales de agosto de 2010.

Tras las capturas de varias piezas clave de la organización de “La Barbie”, un grupo de sus lugartenientes formó el CIDA, entre los que destacan “El Koreano”; Carlos Antonio Barragán Hernández, alias “El Melón”, y Benjamín Flores Reyes, alias “El Padrino”, éste último detenido en marzo pasado.

Escenas de terror
Estas rupturas en las organizaciones delictivas elevaron el nivel de violencia en Acapulco, uno de los destinos turísticos más importantes de México.

Escenas de tiroteos en las calles, y hallazgos de cadáveres mutilados o vendados con mensajes del crimen organizado se empezaron a volver frecuentes en Acapulco y el estado de Guerrero.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) atribuye buena parte de los homicidios ocurridos este año en Acapulco a dos organizaciones narcotraficantes pequeñas que operan a nivel local y se disputan el control del negocio de las drogas en esa urbe: el CIDA y el grupo criminal denominado “La Barredora”.

A éstas hay que sumar otras agrupaciones antagónicas menores y algunos cárteles que pugnan por establecerse en esa ciudad.
Por ejemplo, las autoridades mexicanas vinculan a “El Koreano” con el secuestro y homicidio en el puerto de 20 ciudadanos originarios de Michoacán el 30 de septiembre de 2010.

Lo acusan, además, de ordenar el incendio de un mercado denominado Acatianguis el pasado siete de abril, y de asesinar a Antonio Valdés, el líder de los comerciantes de ese lugar.

 También lo relacionan con el secuestro de dos policías federales el pasado 15 de julio en Guerrero. La SSP atribuye al CIDA la decapitación de 15 personas que aparecieron frente al centro comercial Plaza Sendero en la misma urbe el pasado ocho de enero.