•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La hambruna que azota al Cuerno de África y que ya ha provocado decenas de miles de muertos podría expandirse pronto a más regiones en Somalia, advirtió la subsecretaria de la ONU para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos.

La hambruna fue declarada el mes pasado en dos regiones de ese país y, “si no somos capaces de controlarla ahora, se podría extender a otras cinco o seis regiones más”, dijo Amos, Coordinadora de la ayuda de emergencia, en declaraciones a la AFP en las que abogó por una “solución de gran envergadura”.

La comunidad internacional ha prometido mil millones de dólares para combatir este problema, pero la ONU tiene “necesidad urgente de 1.400 millones de dólares más para salvar vidas”, añadió en una conferencia de prensa.

A causa de las largas distancias, explicó, la gente afectada, “en particular niños, muere mientras caminan para buscar alimentos”.
“Si podemos evitar (que estas personas) caminen estas largas distancias, evitaremos un gran número de muertos”, aseguró.
“Unos 12,4 millones de personas en Kenia, Etiopía, Somalia y Yibuti precisan desesperadamente de ayuda y la situación está empeorando”, declaró la funcionaria de la ONU en una conferencia de prensa.

De ellas, 3,7 millones son somalíes, 4,5 millones etíopes, 3,7 millones keniatnas y cientos de miles yibutíes.

“Decenas de miles de somalíes han muerto y cientos de miles están en riesgo con consecuencias para toda la región”, agregó Amos.

La funcionaria de la ONU explicó que los pequeños agricultores en Etiopía están seriamente afectados por la peor sequía en 60 años, que ha acabado con su ganado y les ha dejado sin comida ni dinero para comprar alimentos.