•   Caracas / EFE  |
  •  |
  •  |

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, informó ayer de que se está preparando para comenzar un nuevo ciclo de quimioterapia, y afirmó que su lucha contra el cáncer es “una batalla nacional”.

“En las próximas horas yo debo entrar a una segunda etapa de quimioterapia, la primera la asimilé bien, con algunos impactos pero rápidamente asimilados”, dijo Chávez en una comunicación telefónica con el canal de televisión estatal.

“Estoy preparándome ahora, después de esos días que han pasado estoy entrando en una nueva etapa, estoy preparándome físicamente, orgánicamente, espiritualmente, para la nueva fase de la quimioterapia”, agregó.

El Presidente indicó que está evaluando la posibilidad de hacer esa segunda sesión en Venezuela, aunque tomará la decisión con los médicos en función de una “serie de circunstancias”.

“Yo informaré al país cuándo comenzará la segunda etapa de quimioterapia y dónde la haremos. Estamos evaluando en este momento si las condiciones aquí lo permiten (...) o si debo volver a Cuba, donde está el centro de operaciones, vamos a decirlo así”, señaló.

El gobernante explicó que tal vez “pudiera hacer falta una tercera y una cuarta” sesión de ese tratamiento, y puntualizó que se someterá a nuevas evaluaciones “más profundas” para ver “en qué momento y en qué dosis” se le va a aplicar el nuevo ciclo de quimioterapia.

“Tengo fe, estoy seguro que voy a sobrepasar esto, vamos a sobrepasar esto porque no es mía la batalla, es de millones de nosotros, es de millones de niños, es una batalla nacional, la batalla de Chávez no es de Chávez, la batalla contra el cáncer que Chávez tiene es la batalla por la vida de un pueblo y así lo siento yo”, manifestó.

El Presidente evitó de nuevo precisar detalles sobre el tipo de cáncer que le fue diagnosticado en junio en Cuba y que lo obligó a pasar por el quirófano el día 20 de ese mes para extraerle un tumor.

“El enemigo anda cazando cualquier cosa que yo diga para inventar y tratar de generar angustia”, señaló, al negar una vez más que tenga cáncer de colon o en el intestino.

Criticó de nuevo a quienes dudan de que esté enfermo y, en ese sentido, dijo que, sin “exagerar ni banalizar”, no desea a nadie que pase por lo que él ha pasado.

“Fueron días muy difíciles y luego una recuperación que ha sido muy buena, gracias a Dios, al tratamiento médico, a la disciplina que me he impuesto”, relató.