•  |
  •  |

TEGUCIGALPA / ACAN, EFE

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, desea mantener buenas relaciones con Israel y en general con todos los países del mundo, dijo ayer la designada presidencial (vicepresidenta) hondureña, María Antonieta Guillén.
El hecho de que Lobo haya expresado en los últimos días su solidaridad con los palestinos para que se les reconozca como Estado, no implica que no valore las buenas relaciones con Israel, dijo Guillén a los periodistas en un hotel de Tegucigalpa.
Guillén enfatizó que los hondureños han experimentado lo que significa “no ser reconocidos” internacionalmente, pero agregó que Lobo ha mantenido su posición de que reconocer a Palestina no quiere decir que no valora “la cooperación y acompañamiento que Israel ha tenido con Honduras” desde hace varias décadas.
Lobo “aspira a mantener buenas relaciones diplomáticas, de cooperación y de mercado con Israel”, subrayó Guillén.
La alta funcionaria expresó que el papel de Honduras “es y deberá ser siempre buscar los lazos de hermandad entre las naciones para buscar la equidad y contribuir con la paz”.
Añadió que se debe propiciar un diálogo para analizar más a fondo la situación de Palestina y recalcó que “en ningún momento” el deseo de Lobo “ha sido perjudicar a un país amigo como Israel”.
Guillén reiteró que el caso de Palestina se analizará el próximo 19 de agosto en El Salvador, durante la cumbre de los países del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica) y de la Comunidad Caribeña de Naciones (Caricom).
Tras conocer el apoyo de Lobo a Palestina, el embajador israelí para Honduras, Eliahu López, expresó el miércoles que la iniciativa de Lobo “es una puñalada al corazón de Israel”.
“Nos ataca en nuestro corazón, es un obstáculo en las relaciones bilaterales. Esto no se hace a un país amigo”, dijo por teléfono López al noticiario TN5 de la televisión hondureña.