•   Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Tres ciudades en el sur del estado de Sao Paulo (sudeste) se encuentran en estado de calamidad pública luego de que las fuertes lluvias desbordaran los ríos que componen la cuenca de Ribeira, y obligaran a 10.500 personas en toda la región a abandonar sus casas, informó este viernes la Defensa Civil.

Hasta el momento 11 ciudades continúan afectadas por el nivel del agua del río Ribeira, que en algunos lugares alcanzó incluso los 13 m de altura, cubrió casas y obligó a evacuar a los afectados en barcos.

Varios municipios todavía tienen problemas de abastecimiento de agua, luz y teléfono, mientras que otras comunidades rurales permanecen aisladas por el agua, según la nota de la Defensa Civil.

"El nivel del río Ribeira de Iguape (que comenzó a afectar la región el martes) ya está bajando y probablemente en dos o tres días las personas podrán volver a sus casas", afirmó este viernes Irineu Takeshita de Oliveira, coordinador de la Defensa Civil regional.

Unas diez toneladas de productos de primera necesidad fueron enviadas a la región, según informó el gobierno del estado.