•  |
  •  |

Treinta y un miembros de las fuerzas especiales estadounidenses y siete militares afganos murieron cuando los talibanes derribaron un helicóptero en el centro de Afganistán, causando a la coalición liderada por Washington su peor pérdida desde la invasión de 2001.

Según la presidencia afgana, murieron 31 miembros de las fuerzas especiales de Estados Unidos y siete militares afganos. De momento, la OTAN se rehusó a confirmar este recuento de la presidencia afgana.

La Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) "investiga las circunstancias del incidente, las informaciones dan cuenta de actividad enemiga en la zona", cuando se estrelló, indicó la OTAN.

Los talibanes habían indicado anteriormente a la AFP haber derribado el helicóptero."El helicóptero estadounidense que se estrelló durante la noche fue derribado (...) por un cohete disparado por los talibanes cuando despegaba", declaró a la AFP Shahidulá Shahid, un portavoz de las autoridades de la provincia de Wardak en donde se estrelló el aparato.

Shahid había indicado a la AFP que el helicóptero se estrelló en una operación nocturna conjunta con las fuerzas afganas en esta provincia limítrofe con la de Kabul.

El aparato, un Chinook según una fuente de la OTAN, es un helicóptero militar capaz de transportar hasta 44 personas, además de los tres miembros de la tripulación.

 

Golpe más duro desde 2001

Hasta ahora, la mayor pérdida de vidas humanas de la coalición liderada por Estados Unidos que invadió Afganistán a fines de 2001 había tenido lugar el 28 de junio de 2005, cuando fallecieron 16 militares estadounidenses al derribar los talibanes con un disparo de cohete un helicóptero Chinook en la oriental provincia de Kunar.

Por lo menos 374 soldados de la OTAN murieron en operaciones militares desde principios de año, según un recuento de la AFP basado en datos de la página web especializado icasualties.org.

El conflicto en Afganistán también causó la muerte de más de 1.400 civiles durante los seis primeros meses del año 2011, 15% más que durante el primer semestre de 2010, según la Misión de la ONU en Afganistán (UNAMA).

Los talibanes multiplicaron recientemente los ataques contra emplazamientos estratégicos o altas personalidades en Afganistán.

Los nuevos actos de violencia preocupan sobremanera a la OTAN, cuando sus fuerzas comienzan a retirarse del país y a traspasar la responsabilidad de la seguridad a las fuerzas afganas. La OTAN combate a los talibanes desde 2001.

Ambos procesos deben concluir a fines de 2014 con la partida de todas las unidades de combate extranjeras que apoyan al frágil gobierno de Kabul frente a la insurrección de los talibanes.

 

EU permanecerá en Afganistán

Estados Unidos se mantendrá en Afganistán hasta completar su misión, afirmaron altos funcionarios de gobierno este sábado luego que 31 soldados estadounidenses murieran en ese país al ser derribado por talibanes el helicóptero que los transportaba.

"Nos quedaremos para completar la misión por la cual ellos dieron sus vidas, como lo hicieron todos aquellos que murieron en Afganistán", dijo el secretario de Defensa, Leon Panetta, en un comunicado.

El presidente Barack Obama sostuvo a su vez el sábado en un saludo enviado a los familiares de las víctimas que estas muertes constituían "un recordatorio de los sacrificios extraordinarios realizados por los hombres y las mujeres" de las Fuerzas Armadas estadounidenses y sus familiares, "incluyendo a todos aquellos que han servido antes en Afganistán".