•  |
  •  |
  • Guatemala / EFE

Un activista del partido opositor UCN, murió ayer en un ataque armado y un candidato oficialista a alcalde de un pueblo de Guatemala salió ileso de un atentado, al tiempo que ONG alertaron de que el proceso electoral de septiembre corre “peligro” en unos 24 municipios por la presencia de grupos criminales.

La Policía Nacional Civil, PNC, reportó que Bosbeli Cruz, activista de la Unión del Cambio Nacional, UCN, en la población de Santa Cruz Muluá, del departamento de Retalhuleu, en el suroeste del país, murió ayer al ser atacado por desconocidos en una carretera rural de esa zona del país.

Según la información oficial, Cruz, de 39 años de edad, quien era candidato a concejal de la municipalidad de Santa Cruz Muluá, fue emboscado por hombres armados en la comunidad vecina de Boxoma.

En otro hecho, el candidato a alcalde de la población de Pueblo Nuevo Viñas, en el departamento de Santa Rosa, en el sureste del país, Julio Muñoz, salió ileso de un ataque armado perpetrado anoche en su contra.

Muñoz, candidato de la coalición oficialista Unidad Nacional de la Esperanza y Gran Alianza Nacional, UNE-GANA, dijo a los periodistas que desconocidos dispararon en contra del vehículo en que se conducía cuando regresaba de una actividad proselitista.

Con el asesinato de Cruz suman 37 las muertes violentas registradas en el país en lo que va del año, vinculadas con el proceso electoral que se celebrará en septiembre próximo.

El sábado, el dirigente de la comunidad indígena Xinca y directivo de la UCN en el departamento de Jutiapa, en el este de Guatemala, Dimas Encarnación Ramírez, fue asesinado a tiros en la comunidad de Pontenzuela.

En ese sentido, la instancia civil denominada Mirador Electoral, integrada por organizaciones locales, dijo ayer que el proceso electoral para los comicios del 11 de septiembre próximo corre “altos niveles de peligro” en al menos 24 de los 333 municipios del país debido a la presencia de grupos criminales.

Manfredo Marroquín, directivo del Mirador Electoral explicó que los municipios más vulnerables a la violencia electoral están ubicados en los departamentos de Petén, Izabal, Escuintla, Suchitepéquez, Quetzaltenango, Zacapa y Chiquimula.

En la mayoría de estas zonas, precisó, se ha identificado la presencia de grupos del crimen organizado, principalmente del narcotráfico internacional, lo cual vulnera el desarrollo del proceso electoral en esos lugares. “Es muy preocupante esta situación porque es un número de municipios bastante elevado”, señaló Marroquín.

Mirador Electoral presentará la próxima semana al Tribunal Supremo Electoral y al Ministerio de Gobernación un plan de acción para prevenir hechos de violencia en las zonas identificadas.

Guatemala celebrará elecciones generales el próximo 11 de septiembre para elegir al presidente, vicepresidente, 158 diputados al Congreso, 20 al Parlamento Centroamericano y 333 corporaciones municipales para el periodo 2012-2016.