• Guatemala |
  • |
  • |
  • AFP

La Corte de Constitucionalidad de Guatemala rechazó la noche de este lunes, en fallo inapelable, la inscripción de la ex primera dama Sandra Torres como candidata presidencial del oficialismo en los comicios del 11 de setiembre, dejando al gobierno sin candidato a la sucesión.

"La Corte de Constitucionalidad por unanimidad confirma la sentencia apelada que dictó la Corte Suprema de Justicia", que el 30 de junio había rechazado la incripción de Torres, afirmó el presidente de ese tribunal, Alejandro Maldonado Aguirre.

"Con nuestro fallo se confirma el rechazo a la candidatura del presidente y vicepresidente proclamados por la coalición gobernante", dijo el magistrado.

Con esta decisión la gobernante UNE queda sin candidatos para las elecciones del 11 de septiembre, y sin posibilidad de presentar nuevos postulantes ya que han vencido los plazos legales de inscripción.

Fuera del Tribunal, en el centro histórico de la capital, cientos de seguidores de Torres -en su mayoría mujeres humildes y niños- lucían desconsolados, algunos lloraban y muchos mostraban fatiga luego de una larga jornada de vigila frente al edificio.

Torres se había divorciado del presidente socialdemócrata Alvaro Colom en abril para eludir una norma constitucional y poder ser candidata a la sucesión por la gobernante Unión Nacional por la Esperanza (UNE).

La Constitución guatemalteca prohibe la reelección presidencial y también que los familiares directos del jefe de Estado en ejercicio sean candidatos a la sucesión.

La candidatura de Torres, de 55 años, fue rechazada por el Tribunal Supremo Electoral, que argumentó fraude de ley, lo que abrió semanas de apelaciones que incluyeron al TSE y la Corte Suprema, todos con fallos adversos a la frustrada candidata, hasta llegar a la sentencia de este lunes.

La Corte falló que la prohibición constitucional que aplicaron "alcanza en grados de ley a familiares y que incluye a la cónyuge del presidente de la República durante todo el tiempo del ejercicio de la presidencia".

El voto fue unánime de los siete magistrados, aunque tres tuvieron un fundamento diferente. "Pese a ello, concurrimos los siete magistrados en la decisión que tomó la Corte de Constitucionalidad ", sostuvo el juez.

Maldonado aseguró que "la sentencia es definitiva", y "sólo caben recursos de aclaración y ampliación, que son de contenidos de forma", puntualizó.

El secretario general de la Gran Alianza Nacional (GANA, aliada del gobierno), Héctor Martínez, llamó a la calma a sus seguidores y dijo que el comando de campaña de Torres analizará la situación este martes.

El oficialismo había anticipado que podría inpugnar las elecciones si su candidata no era inscripta, pero siempre se abstuvo de precisar si esa impugnación incluiría el retiro de las candidaturas a cargos legislativos y comunales.

Adela Torrebiarte, candidata presidencial por el partido Acción para el Desarrollo Nacional (ADN), dijo estar "satisfecha por la construcción de la democracia, el fortalecimiento de la misma y por la justicia". "Este país necesita la aplicación de la justicia y fue un fallo apegado a ley", agregó.

"Fue un fallo en base a derecho y es realmente muy bueno para Guatemala porque viene a fortalecer el Estado de derecho y por ello llamo a la dirigencia de la UNE-GANA a la calma para no ir en contra de los derechos de los demás", dijo el también candidato presidencial de oposición Juan Gutiérrez.

Todas las encuestas, antes de esta decisión, daban al general derechista Otto Pérez Molina, del Partido Patriota, como líder en los sondeos con más de 20 puntos de ventaja sobre Torres.

Pérez Molina, de 60 años que ha sido acusado de violaciones a los derechos humanos aunque nunca fue juzgado, lleva como lema de campaña "mano dura". En su carrera militar estuvo en zonas de conflicto durante la guerra civil de 36 años y recibió entrenamiento en comtrainsurgencia e inteligencia.

Unos 7 millones de guatemaltecos están convocados para elegir el 11 de septiembre a los nuevos presidente y vicepresidente, a 333 gobiernos locales, a 158 diputados y a 20 representantes en el Parlamento Centroamericano.

Si ningún candidato alcanza la mitad más uno de los votos habrá una segunda vuelta, en principio el 6 de noviembre.