•   SANTIAGO / AFP  |
  •  |
  •  |

El presidente chileno, Sebastián Piñera, afirmó este jueves que “nada es gratis en esta vida” aunque todos quisieran que la educación, la salud y muchas cosas más lo sea, en respuesta a las demandas de los estudiantes que exigen un sistema de educación pública gratuito para todos.

“Todos quisiéramos que la educación, la salud y muchas cosas más fueran gratis para todos, pero yo quiero recordar que al fin y al cabo nada es gratis en esta vida. Alguien lo tiene que pagar”, dijo Piñera este jueves en el palacio presidencial de La Moneda.

El mandatario explicó que “si le damos educación gratuita al 10% más favorecido de nuestra sociedad, lo que estaríamos haciendo es que el total de la sociedad, incluyendo a los más pobres con sus impuestos, estaría financiando la educación de los más afortunados”.

La gratuidad del sistema público de educación para todos es la principal demanda de estudiantes que por más de dos meses mantienen masivas protestas en Chile, las que han hecho descender la popularidad del mandatario a un mínimo de 26%.

La última de ellas se realizó este martes, cuando decenas de miles de personas se congregaron en Santiago, en una protesta que tiene amplía simpatía en los sectores medios de la población.

Los estudiantes exigieron este jueves a la Policía no usar más gases lacrimógenas para disolver las manifestaciones, mientras Piñera promulgó una agencia que resguardará la calidad de la educación, a través de estándares mínimos.

El mandatario dijo además que su gobierno ha propuesto a los estudiantes becas de gratuidad en educación superior al 40% de los estudiantes más vulnerables.

Chile tiene un millón de estudiantes de educación superior y 3,5 millones de escolares. La mayor parte del sistema está hoy en manos públicas, tras las reformas liberales impuestas por la dictadura de Augusto Pinochet.