•   Islamabad  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Ocho hombres armados secuestraron este sábado a un estadounidense que llevaba cinco años trabajando en el área del desarrollo en Pakistán, en su domicilio de Lahore (este), pese a la presencia de agentes de seguridad, indicó la policía local.

Se trata de Warren Weinstein, empleado de una empresa privada, precisó la embajada estadounidense en Islamabad, confirmando este secuestro.

Weinstein fue raptado alrededor de las 03H30 locales (22H30 GMT del viernes) en el área de Model Town, un barrio distinguido de Lahore, una de las ciudades más liberales y seguras del país, cuando tenía previsto abandonar el país dos días después, según la policía.

A media tarde el secuestro no había sido reivindicado. "Estudiamos todas las pistas, secuestro contra rescate o rebeldes", declaró a la AFP un responsable de la policía local, Tajamul Husain.

Este secuestro tuvo lugar mientras las relaciones entre Estados Unidos y Pakistán, su aliado desde 2001 frente a los rebeldes talibanes y Al Qaida, se han deteriorado considerablemente desde la muerte de Osama Bin Laden, líder de Al Qaida, en una operación comando estadounidense el 2 de mayo en este país.

Además, tuvo lugar en Lahore, donde el sentimiento antiestadounidense fue ampliamente exacerbado a principios de año por el caso Raymond Davis, nombre de un agente de la Agencia Central de Inteligencia norteamericana (CIA) que mató a dos paquistaníes que, según él, se disponían a atacarlo, en un barrio de la ciudad a finales de enero.

Luego de ser detenido por la policía, Davis pudo finalmente abandonar el país tras un acuerdo financiero con las familias de las víctimas, a las que los estadounidenses pagaron cerca de dos millones de dólares, desatando la cólera de los partidos religiosos y conservadores que denuncian las operaciones clandestinas de la CIA en el país y reclaman un juicio.

Warren Weinstein fue secuestrado por ocho hombres que irrumpieron en su domicilio y se lo llevaron tras amenazarlo con un arma, precisó a la AFP Shahzada Saleem, alto responsable de la policía local.

Los asaltantes, que "se trasladaban en más de un vehículo, ingresaron en su vivienda, redujeron al menos a tres guardias privados en la entrada del domicilio y secuestraron al extranjero", agregó esta fuente.

La policía indicó a continuación que trabajaba para la empresa privada estadounidense J. E. Austin Associates, que finalizó recientemente un proyecto de desarrollo en las zonas tribales inestables del noroeste, bastiones de los rebeldes talibanes y de sus aliados de Al Qaida, donde los pilotos estadounidenses bombardean frecuentemente los presuntos campamentos de rebeldes.

J. E. Austin, fundada en 1986, ha llevado a cabo más de 500 proyectos en un centenar de países para diversos clientes internacionales, incluida la Agencia Gubernamental Estadounidense de Ayuda al Desarrollo (USAID), según su web.

En el portal Weinstein es descrito como "experto en desarrollo internacional con 25 años de experiencia", doctorado en derecho y economía internacionales en la Universidad neoyorquina de Columbia, que habla seis idiomas extranjeros y ha trabajado fundamentalmente en cuestiones de gobernanza y microcréditos.

Según la policía, Weinstein vivía en Pakistán desde 2006, viajaba mucho por el país, y había regresado el jueves de la capital, Islamabad.

"Tenía previsto regresar a Estados Unidos el 15 de agosto porque el proyecto de su empresa en las zonas tribales había acabado", precisó Husain.

La policía montó retenes de control en los puntos de acceso a Lahore para asegurarse de que no trasladasen a este extranjero fuera de la ciudad.

A principios del mes pasado, una pareja de suizos fue secuestrada en Baluchistán, una provincia inestable del sureste. Su secuestro fue reivindicado por el principal movimiento talibán paquistaní.